27 Matching Annotations
  1. Sep 2018
    1. In 2003, an estimated 906,000 children were victims of abuse and neglect. Neglect was the most common form of maltreatment, with 60.9 percent of child victims suffering from neglect in 2003. Neglect was followed by physical abuse (18.9 percent of child victims), sexual abuse (9.9 percent of child victims), and psychological maltreatment (4.9 percent of child victims). In 2003, approximately 1,500 children died because of abuse or neglect.29 The largest percentage of perpetrators (83.9 percent) was parents, including birth parents, adoptive parents, and stepparents.30 How do fathers compare to mothers in the perpetration of child maltreatment? As discussed earlier, Federal data derived from CPS reports in 2003 indicate that in 18.8 percent of the substantiated cases, fathers were the sole perpetrators of maltreatment; in 16.9 percent of the cases, the fathers and the mothers were perpetrators; and in 1.1 percent of the cases, the father acted with someone else to abuse or neglect his child. Mothers were the sole perpetrators in 40.8 percent of the cases and acted with someone besides the father in 6.3 percent of the cases.31 This means that fathers were involved in 36.8 percent of child maltreatment cases and that mothers were involved in 64 percent of child maltreatment cases. Additionally, more than one-half of the male perpetrators were biological fathers, and, although recidivism rates were low, biological fathers were more likely to be perpetrators of maltreatment again than were most other male perpetrators. Th is may be due in part to the lack of permanence between a mother and her boyfriend or that the perpetrator may be excluded from the household before recidivism can occur.32 Mothers are almost twice as likely to be directly involved in child maltreatment as fathers.

      Aquí la referencia de 64% mamás y 36.8% papás.

  2. May 2017
    1. This marks the origin of Schopenhauer's renowned pessimism: he claims that as individuals, we are the unfortunate products of our own epistemological making, and that within the world of appearances that we structure, we are fated to fight with other individuals, and to want more than we can ever have. On Schopenhauer's view, the world of daily life is essentially violent and frustrating; it is a world that, as long as our consciousness remains at that level where the principle of sufficient reason applies in its fourfold root, will never resolve itself into a condition of greater tranquillity.

      Pesimismo epistemológico

  3. Apr 2017
    1. Artículo 65.- Los profesores e investigadores eméritos continuarán prestando sus servicios con los derechos y las obligaciones que correspondan a la categoría y nivel que tengan en la fecha en que reciban tal distinción. El personal emérito jubilado podrá continuar laborando previa aprobación del respectivo consejo técnico, mediante la celebración de un contrato anual de prestación de servicios. Los honorarios que se pacten en dicho contrato no serán inferiores en ningún caso a la cantidad que importen el o los aumentos que se acuerden para la categoría y nivel de que sean titulares, a partir de la fecha de jubilación.

      El artículo 65 del EPA no dice que el Rector podría otorgar goce de sueldo a las licencias. Es más, solamente se refiere a los profesores e investigadores eméritos.

    2. Artículo 96

      comisiones sin goce de sueldo

  4. Sep 2016
    1. MY Friend, Palamedes, who is as great a Ram|bler in his Principles as in his Person

      Aquí comienza el Diálogo de Hume.

  5. May 2016
    1. Para la granmasa esta queda suplida por una especie de domesticación, que selleva a cabo mediante el ejemplo, la costumbre y la temprana ysólida grabación de ciertos conceptos, antes de que haya cualquierexperiencia, entendimiento y Juicio para impedir su obra. Así seinculcan pensamientos que quedan fijados con tanta solidez y taninconmovibles por ninguna enseñanza como si fueran innatos, ycomo tales han sido considerados, incluso por filósofos. Por esa víase puede, con el mismo esfuerzo, inculcar a los hombres lo correctoy racional o también el mayor absurdo, por ejemplo, acostumbrar-les a acercarse a este o aquel ídolo penetrados de santo horror yarrojarse al polvo al pronunciar su nombre, no solo con el cuerposino con todo su espíritu; a dedicar las posesiones y la vida apalabras, a nombres, a la defensa de las extravagancias más fantásti-cas; a atribuir los máximos honores y las más profundas deshonrasarbitrariamente a tal o cual cosa y valorar o despreciar a cada unosegún ello, con una íntima convicción; a renunciar a toda alimenta-ción animal, como en el Indostán, o consumir los trozos aúncalientes y palpitantes extirpados a los animales vivos, como enAbisinia; a devorar hombres, como en Nueva Zelanda, o sacrificar asus hijos a Moloc5; a castrarse a sí mismos, precipitarse voluntaria-mente en la pira del difunto, | — en una palabra, a lo que se quiera.De ahí las Cruzadas, los disparates de las sectas fanáticas, de ahí losquiliastas y flagelantes, las persecuciones de herejes, los autos de fe ytodo lo que nos presenta el largo registro de los absurdos humanos.

      Necesidad de extirpar el error.

  6. Mar 2016
    1. Quien examine ese alto valor de la dialéctica transcendentalno encontrará superfluo que yo la aborde aquí de forma algo más especial. En primer lugar, presento a los conocedores y amantes de la crítica de la razón el siguiente intento de concebir y reba-tir de forma totalmente distinta el argumento que, bajo el título «Paralogismo de la personalidad», refuta en las páginas 361 ss. de la «Crítica de la psicología racional»

      Tema del primer ensayo para el curso de Textos Filosóficos 6. Aquí comienza.

  7. Jan 2016
  8. Oct 2015
    1. DIÁLOGO SEGUNDO De la existencia de Dios. Que podemos ver en Él todas las cosas, y que nada finito puede representarlo. De manera que basta con pensar en Él para saber lo que es

      Malebranche, Diálogo [segundo] sobre metafísica y sobre religión, pp. 202 a 209.

    2. �tic a PRIMERA PARTE De Dios

      Spinoza, Ética, Parte I. De dios.

  9. Sep 2015
    1. la universalidad no consiste, por lo que se me alcanza, en la natura­leza o concepto absoluto, positivo de una cosa, sino en la relación que guarda con los particulares significados o re­presentados por ella

      La universalidad no consiste en la naturaleza del concepto general sino en la relación lógica que guarda con los conceptos particulares.

    2. del mismo modo que esta linea particu­lar se convíerte en general al hacerse de ella un signo, el nombre linea, que tomado en sentido absoluto es particu­lar, al ser un signo se coD.víerte en ge

      La generalidad consiste en el signo.

    3. una idea, que considerada en sí misma es particular, se convíerte en general al hacerla representar o significar a todas las demás ideas particulares del mismo tipo.

      Las ideas generales, según Berkeley.

    4. Asi­mismo, habiendo observado la mente que en las extensiones particulares per­cibidas por los sentidos hay algo común e igual en todas, y otras cosas que son peculiares, como esta o aquella figura o magnitud, y que las distinguen entre si, considera aparte, o aisla por si misma lo que es cqmún, formando, por consi­guiente, una idea más abstracta de ex­tensión, que no es ni línea, ni superficie, ni sólido, ni tiene figura ni magnitud, sino que es una idea abstraída de todas ellas.

      Abstracción definida como generalización mediante omisión de las otras cualidades concurrentes y aprehensión de la cualidad compartida.

    5. Acepción exacta de la abstrac­ción. Todo el mundo está de acuerdo en que las cualidades o modos de las cosas nunca existen realmente cada una de ellas aparte por si misma y separada­mente de todas las demás, sino todas ligadas y mezcladas, por decirlo asi, varias. en el mismo objeto. Pero, se nos dice,. como la mente es capaz de consi­derar cada cualidad aisladamente, o abstraída de aquellas otras cualidades con las que está unida, construye de este modo para si misma ideas abstrac­tas.

      Definición de la abstracción por omisión.

    6. Cada uno de nos­otros tiene conciencia de ellas en sí mismo ; y la palabra y las acciones de los hombres atestiguan que están tam-. bién en los otros.

      Conocimiento de las ideas: inmediato en uno mismo, y mediado por las palabras y las acciones, en la mente de los demás.

    7. todo cuanto t>.S objeto del entendimiento cuando el hombre piensa, lo empleo para significar todo lo que expresamos al decir imagen, noción, especie, o cual­quier cosa en que se emplee la mente al pensar
    8. Nuestro objeto no es conocer todas las cosas, sino aquellas que convienen a nuestra conducta. Si podemos encontrar las medidas por las que una criatura racional, colocada en la situación en que está el hombre en este mundo, puede y debe gobernar sus acciones y opiniones, no tenemos que preocup3.111os porque otras cosas esca­pen a nuestro conocimiento.

      El tema y propósito de este ensayo es encontrar los temas que son aptos para nuestro conducta (vida práctica y social), e identificar los que no lo son y dejar en paz de preocuparnos por ellos.

    9. usaremos rectamente de nuestro en­tendimiento, cuando actúe sobre obj e­tos en la proporción y el modo adecuado a nuestras facultades, base sobre la cual nos han sido ¡>repuestos, y no cuan­do perentoria o Inmoderadamente exi­jamos demostración y pidamos certeza donde sólo es posible hallar probabili­dad

      ¿Pedir certeza en el caso de Iguala es un abuso del entendimiento? ¿Renunciar al conocimiento de Dios es una injustificada pereza del entendimiento?

    10. Tratado sobre los principios del conocimiento humano

      Berkeley, Tratado sobre los principios del conocimiento humano

    11. Ensayo sobre el entendimiento humano

      Locke, John (1690) Ensayo sobre el entendimiento humano

    1. highlight visibility on a page.

      I imagine this page is prepared to take annotations. What about the normal webpage?