3 Matching Annotations
  1. Sep 2020
  2. Nov 2016
    1. El ideario defendido por Trump durante la campaña ha conectado con una gran parte de la sociedad blanca, que ve con temor como pierde su lugar privilegiado en un país cada vez más diverso. “Haz de America un país grande de nuevo” ha sido el contundente lema de una campaña dirigida a una clase social conservadora a la que le incomoda el país que dibujaba Obama en el que un hombre negro podía llegar a sentarse en el Despacho Oval, las personas del mismo sexo podían contraer matrimonio y millones de inmigrantes ‘sin papeles’ podían legalizar su situación. Habrá que analizar hasta qué punto este resultado electoral es más una derrota del proyecto de Obama que de la candidatura de Clinton.
    2. Trump se ha erigido como el candidato antiélites. No importa que él mismo forme parte de ella. Durante la campaña, el magnate ha prometido enfrentarse a unos poderes fácticos de los que cada vez más ciudadanos se sienten alejados. Lo ha pagado caro, con la pérdida de importantes donantes y el alejamiento de gran parte de los pesos pesados de su partido, pero ha sabido conectar con una clase trabajadora golpeada por la globalización y que vive la política con desafección.