32 Matching Annotations
  1. Aug 2018
  2. Feb 2018
    1. plataformas digitales para permitir una mayor participación en el proceso de co-diseño; constelaciones temáticas y laboratorios de diseño; exhibiciones interactivas itinerantes y laboratorios para alentar y facilitar la generación de nuevos imaginarios sobre y para la región en ciudades pequeñas y zonas rurales; compendios de casos reales (particularmente útiles para demostrar que ‘otras economías son posibles’);29 diversidad de metarrelatos, así sea en tensión los unos con los otros; la creación colectiva de escenarios
    2. (a) la reorganización de la sociedad sobre la base de las autonomías locales y regionales; (b) poner en movimiento formas no capitalistas y no liberales de organización, sobre todo en las zonas urbanas; (c) introducir formas de autogestión de la economía, organizadas en principios comunales, incluso si están articuladas con el mercado; (d) articularse con el Estado pero sólo para desmantelar su racionalidad colonial e imaginar otro tipo de racionalidad social. El objetivo no era controlar el Estado sino organizarse como los poderes de una sociedad otra
    3. Las organizaciones colaborativas son vitales en el diseño para la innovación social. En un mundo lleno de problemas y, al mismo tiempo, altamente conectado, la innovación social ocurre “cuando la gente, la experticia y los bienes materiales entran en contacto en una nueva forma que es capaz de crear significados nuevos y oportunidades sin precedentes”

      [...] Los proyectos de vida colaborativos se han vuelto relevantes en la vida moderna en los últimos tiempos, en parte como un correctivo a los estilos de vida excesivamente individualistas promovidos por la ontología moderna y como respuesta a los efectos discapacitantes de los sistemas basados en expertos en salud, educación, transporte, etcétera.31 En el concepto de proyectos de vida colaborativos hay una crítica de estos aspectos centrales de la modernidad

    4. Una implicación perspicaz para el diseño del concepto de agencia distribuida es el hecho de que “entre más disperso y en red esté un sistema, más grande y más conectada será su interfaz con la sociedad y más tendrá que ser considerado el lado social de la innovación” (Manzini 2015: 17). Los resultados son sistemas más resilientes y una redefinición del trabajo, las relaciones y el bienestar, muchas veces de manera similar al BV
    5. el mundo está experimentando una gran transición; el diseño puede contribuir a fomentar una cultura de localismo cosmopolita que vincule, efectivamente, lo local y lo global a través de infraestructuras resilientes que acerquen la producción y el consumo con base en sistemas distribuidos; (c) las acciones de la gente para cambiar sus condiciones de vida cotidianas se llevan a cabo, cada vez más, a través de organizaciones colaborativas; los expertos en diseño, como piezas importantes en este redescubrimiento de la colaboración, ayudan a crear las condiciones para el cambio social;
    6. . También es notable la tendencia de las comunidades locales a aceptar, con frecuencia bajo presiones de diverso tipo, los proyectos convencionales del desarrollo con corporaciones, oenegés o el Estado (e.g., los proyectos REDD). En el lado del decrecimiento el riesgo principal es la subversión de su significado a través de la ‘economía verde’ y aquellos esquemas que dejen intacta la arquitectura básica del economicismo.

      Sin embargo, habría que ver si existen modelos asociados al uso de los recursos de todos, pero administrados por el estado, para la producción de Pro-Común. (cfg: La Gobernatón, ¿qué sigue?).

    7. . Los debates sobre los comunes son uno de esos casos en los que diversos pueblos y mundos tienen ‘un interés en común’ que, sin embargo, no es ‘el mismo interés’ para todos los involucrados puesto que las visiones y prácticas de los comunes están basadas en el lugar y son específicas a cada mundo (de la Cadena 2015). La reflexión sobre los comunes y la comunalización hace visibles las concepciones dualistas que los destruyen —sobre todo naturaleza/cultura, humanos/no humanos, individuo/comunidad y mente/cuerpo— y resitúan lo humano en el flujo incesante de la vida en el que todo está inevitablemente sumergido.
    8. . La ICT tiene conexiones directas con los movimientos de intelectuales y activistas en torno a las nociones de ‘decrecimiento’ y la defensa de los comunes. La ICT, el decrecimiento y los comunes en conjunto constituyen un espacio unificado para el futuro desarrollo de la teoría y la práctica del diseño para la transición. En la siguiente sección voy a proponer unconjunto similar de nociones provenientes de América Latina, incluyendo el post-desarrollo, el buen vivir, los derechos de la naturaleza y las transiciones al post-extractivismo como espacios importantes para profundizar el diseño para la transici

      ¿Cómo esto podría experimentarse desde escalas locales, en un hackerspace, barrio o pequeña ciudad tensionada por el crecimiento, como Cajicá?

      Una de las posibilidades sería transparentar el discurso y acción política en pequeñas ciudades y barrios a partir de las prácticas ocurridas desde el hackerspace y/o la biblioteca pública., extendiendo y conectando lo que ocurre en los planos simbólicos y del código, con los de los planos físicos y el diálogo cotidiano. Los Data Selfies son un prototipo en esa línea.

    9. Una de las piedras angulares del enfoque es construir la resiliencia de la comunidad como “un proyecto de diseño colectivo” (Hopkins 2011: 45). Uno de los principales aportesde la iniciativa es repensar la resiliencia a través de prácticas de localización.
    10. el diseño ontológico tiene como objetivo contribuir a un entendimiento relacional de lo material porque apunta a desmaterializar la sociedad a través de una nueva conciencia de la materialidad y porque innova con nuevas formas para que la sociedad pueda ‘autoabastecerse’. Esto también implica una renovada atención a la práctica (incluyendo la articulación del diseño y la etnografía); una recuperació

      de la agencia de las cosas, su ‘materialidad vibrante’, a diferencia del supuesto carácter inerte de los ‘objetos’ (e.g., Bennett 2011); una resituación de lo material en el metabolismo de la economía (producción y consumo), como nos enseña la economía ecológica; y una reintegración del diseño dentro de entramados lugarizados más amplios.

    11. ? Para Zhang la composición no ha estado a la altura de su promesa debido a su continua dependencia de compositores individuales y de su inmersión en el capitalismo comercial. Otras prácticas están emergiendo. Esta es una tendencia que los diseñadores con orientación ontológica harían bien en tener en cuenta mientras reimaginan prácticas que eviten las trampas de los anteriores modos de operación del diseño
    12. La acústica une forma y evento, convocando a un replanteamiento de la relación entre proceso, diseño y materialidad.

      [...] Al traer el sonido y la auralidad a primer plano, Ochoa cuestiona el énfasis excesivo que los estudios críticos del diseño han puesto en lo visual.

      La hackatón, cuando tiene caracter festivo y crítico, también podría unir forma y evento, así como proceso, diseño y materialidad.

      La auralidad y la mezcla/fusión como diálogo intercultural enactivo podría traernos pistas sobre la construcción de pluriversos, sobre lo cual tiene muchos más avances que otros esfuerzos desde otros campos. Desafortunadamente, los autores fusión más reconocidos, suelen serlo porque sus prácticas han sido enagenadas por las casas disqueras de lógicas neoliberales y colonialistas. Sería interesante ver qué pasa en este espacio cuando las lógicas son las de los bienes comunes, por ejemplo en Jamendo.

      Habría que ver si los ensayos sonoros y otras materialidades, deconstruyen los énfasis visuales señalados por Ochoa, muy en la línea de lo que decía Felix Gerloff y su propuesta de crear un Sonoscopio, similar a Grafoscopio, pero para el campo aural.

    13. El énfasis en el co-diseño, por supuesto, subvierte, directamente, la noción reificada y glorificada de autoría, ya sea en el diseño de productos, el urbanismo o la arquitectura.

      Se parece a lo que dicen los editores con la licencia LEAL.

    14. Aprender a habitar de otra forma traerá consigo un reconocimiento más agudo de lo que ‘nosotros’ (los humanos modernos) en realidad somos para que podamos ser de otra manera. Fry hace la cartografía de un proyecto político-cultural que implica “abrazar el estatuto ontológico del entramado de la ciudad en términos de entornos post-naturales de diferencia junto con regímenes de ordenación y desordenación (lo formal y lo informal, lo informativo y metabólico, lo industrial y lo post- industrial, lo espectacular y lo oculto) [...] En consecuencia, necesitamos una visión muy diferente del post-urbanismo” (Fry 2015: 88) que haga posible la existencia de modos futuros de habitar.
  3. Jan 2018
    1. los productos digitales también viven en el mundo social y lo cambian. El diseño digital no puede operar fuera de su contexto social porque los archivos, los sistemas y los medios sólo tienen significado como parte de la práctica de una comunidad. El diseño eficaz y significativo es una actividad social en la que el diseñador es un actor entre muchos. Además de computadores, software, información digital y medios los materiales del diseño digital también incluyen comunidades, procesos, prácticas y cultura y los diseñadores tienen que estar equipados con la habilidad correcta para tratar con estos elementos (
    2. Todo esto cuestionará la idea de la ciudad como una forma socio-material perdurable —tal vez el final de la ciudad modernista, que alguna vez fue símbolo de dinamismo y progreso—. En resumen, la “recreación de la vida urbana debe ocupar una posición central en los cambios estructurales que deben ocurrir si ‘nosotros’, los seres humanos, hemos de tener un futuro viable” (Fry 2015: 82). La naturaleza metabólica destructiva de las ciudades también implica que los actuales imaginarios de los seres humanos sobre la vida (urbana) también tendrán que cambiar para abrir espacio a otras imaginaciones y formas de habitar y vivir, distintas de la ciudad modernista. La imaginación de diseño urbano de Fry da pistas importantes para “buscar modos futurales para habitar” (2015: 87). Re-imaginar la ciudad de esta manera tendrá que ser parte de cualquier visión para la transición y marco de diseño.

      El taller de ciudad como bien común iría en esta línea. Conectarlo con nuevos alfabetismos, maneras de co-crear y publicar podría ayudar a su bootstrapping, desde lo presente y nuestro.

    3. La buena noticia, sin embargo, es que ya están sucediendo cosas más allá de lo usual en muchos ámbitos sociales, políticos y tecnológicos (como veremos más adelante, las transiciones civilizatorias ya están surgiendo); la mala noticia es que quizás no están sucediendo con la rapidez suficiente, si nos atenemos a los criterios de científicos y activistas del cambio climático

      o con el grado de propósito requerido. Más preocupante aún, la mayor parte de las políticas de diseño que continúan a nivel de la economía y el Estado descansan, cómodamente, en el mismo orden epistémico y cultural que creó los problemas que buscan resolver. Por eso una de las cuestiones más importantes que tiene que abordar el pensamiento radical del diseño es cómo ir más allá de las aporías causadas por el hecho de que enfrentamos problemas modernos para los cuales no existen soluciones modernas (Santos 2014).

      ¿Podríamos, de modo casi que paradójico, acelerar el diseño para las transiciones? Por supuesto, esto no tendría que ver con las dinámicas angustiantes del aceleracionismo de la singularidad y otras maquinaciones, sino con brindarnos infraestructuras y prácticas potentes que nos conecten y articulen a escalas más complejas para un mundo más humano.

      Algo similar a lo que hacemos en los Data Rodas y Data Weeks, con Grafoscopio, en los que un pequeño grupo de activistas puede editar obras completas y complejas en dos fines de semana, y aumentar la capacidad de enunciación y apertura de aquello que crea y construir sobre lo construido.

      Allí puede haber una clave sobre cómo acelerar la transición, cambiando de modelos epistémicos hacia ideas sobre bienes comunes soportados por infraestructuras comunitarias y de bolsillo. El tema es cómo escalar esto.

    4. Una pregunta clave es: ¿cómo se diseña para un mundo complejo? En lugar de seguir llenando el mundo con cosas, ¿qué estrategias de diseño nos permitirían —a los humanos— tener vidas más significativas y responsables con el medio ambiente (Thackara 2004)? El hecho de que todos vivimos, cada vez más, dentro de un ‘complejo de diseño’ significa que el diseño se ha convertido en “una categoría más allá de las categorías”

      Quizás diseñar para la complejidad implique reconocer el diseño en abierto, con sus ciclos de realimentación constantes y entregas parciales, pero continuas y progresivas. El código fuente de lo que diseñamos tiene que estar abierto, para alentar la bifurcación y construcción conjunta, lo cual implica prácticas e infraestructuras asociadas a ejercer dichas posibilidades.

    5. La sociedad convivencial descansará sobre contratos sociales que garanticen a cada uno el mayor y más libre acceso a las herramientas de la comunidad, con la condición de no lesionar una igual libertad de acceso al otro [...] Una pluralidad de herramientas limitadas y de organizaciones convivenciales estimulará una diversidad de modos de vida, que tendría más en cuenta la memoria, es decir la herencia del pasado o la invención, es decir la creación

      Habría que ver cómo esas licencias que alientan y preservan las libertades de otro contribuyen a crear dichas organizaciones conviviales y esa diversidad. Por ejemplo, las licencias mismas son diversas y crean comunidades de prácticas diversas alrededor de las mismas, incluso si no son totalmente copyleft o copyfarleft (como ya ocurre con varias licencias MIT y BSD).

      La tensión sobre si se requieren licencias copyfarleft para evitar la enagenación por quienes se aprovechan de la librecultura pero la encierran, sólo podrá ser resuelta en la medida en que se puedan alentar y conectar economías del procomún y asociarlas a los sistemas de licenciamiento.

    6. ¿Los nuevos diseñadores podrían ser considerados como activistas de transición? Si así fuera tendrían que caminar de la mano con quienes están protegiendo y redefiniendo el bienestar, los proyectos de vida, los territorios, las economías locales y las comunidades en todo el mundo. Estos son los emisarios de la transición hacia formas plurales de hacer el mundo.
  4. Nov 2017
    1. Arguingthatthedebate(orbattle)overcopyrightinthe1990swasbeingincreasinglypolarizedinto‘allrightsreserved’versus‘norightsreserved’extremes,LessigandhiscolleaguesfoundedtheCreativeCommonsconventionin2002toenabledigitalcreatorstomaintaincertainrightsfortheirintellectuallabourwhileprovidingitsdisseminationandcirculation.[75]Whileithasitscritics(whoarguethatitreproducestheflawsofcopyrightlaws),CreativeCommonsisaningeniousconventionthatruptures(resignifiesradically)acopyrightconventionandprovidesvariousactionsbywhichacreatorisabletospecifyrightsthatshewantstoretain

      [...] But the real interest in this convention, whether it is Bitcoin or any other digital currency, is what, once again, it demonstrates: that in the digital commons there is an inexhaustible ingenuity, and people are willing to contribute to its expansion and maintenance as a public domain.

    2. Iftherewereawaytobypassexistingfinancialinstitutionsandachieveperson-to-personpayments,itwouldbeamoreradicalinventionthantheinventionofmoney.Bitcoinnotonlyresignifiesanonymity,extensity,traceability,andvelocityofadigitalactbutalsorupturestheexistingmonopolyovertransactionsheldbyfinancialinstitutions.Theinterestingaspectofthesystemisthatitrequireskeepingalltransactionsonapublicledgersincethisistheonlywaytomaintainproofofitswork.Yetalthoughalltransactionsarepublic,thepartiesinthesetransactionsremainanonymous,representedonlybypublicencryptionkeys
    3. Sotheproblemthatcopyleftsolvedwashowtoprovidefreesoftwarebutmaintainitsfreedom.TheideaofcopyleftbecamethefoundationofageneralpubliclicenceknownasGPLandspurredglobalfreesoftwareandopen-sourcesoftwaremovements.

      [...] It is not an exaggeration to say that the Internet, and especially the infrastructure of digital commons, is mostly run by open-source software such as WordPress, Wikimedia, Joomla, and Drupal, which are the results of the contributions of many programmers. Open-source software repositories such as GitLab, Savannah, Ourproject.org, and SourceForge, to give just a few examples, are a testimony to the resilience of the digital commons. It is no wonder, then, that it would be the subject of intense political economy analyses of its gift economy and also its ethics and aesthetics.

      Este es un caso práctico de un caso de descentralización (en la producción del código) que usa la centralización (de la Ley y su cobertura) para la protección contra el enagenamiento de los bienes comunes, al asumir una posición extrema en su defensa, preservació y expansión. Ver https://hyp.is/ZiqFIMfIEeefX0smBD82BA

    4. Whilemuchofthefocusonthedigitalcommonshasfocusedonitasthecauseofintellectualcopyrightproblems,arguablyitistheotherwayaround:digitalcommonsaroseasachallengetothisconcentrationandusurpationofcreativeproduction.Howrapidlythisconcentrationhappenedoverthreedecadesandhowthedigitalcommonsemergedasachallengetothisoligopolisticsystemisasignificantaspectofunderstandingactsofcommoning.
    5. Yetthedigitalcommons—theriseofaninternationalmovementtocreate,contribute,share,anddistributedigitalobjects—isamorefundamentalchallengethanareactiontothemorerecentrestrictionsofcopyrightlaw.Thechallengeisagainsttherelentlessdrivetoconvertknowledgeintocapitaloverthepasttwocenturies

      [...] As Lawrence Lessig puts it starkly, ‘[E]very act on the Internet is a copy. Every act in a digital network produces a copy.’[64] This results in the creation of something called digital commons: a commons produced by the participation of creators and commoners.[65] The very principle that creates digital commons also creates tendencies against commodification: its very production entails creators contributing resources without the direct monetization of their contributions and commoners enjoying the benefits of these resources. Thus, digital commons constitutes a major challenge to the commodification of creative or immaterial labour, and this is why the battle over intellectual property law has become decisive.

      La naturaleza cooperativa de estos movimientos y la mercantilización de movimientos centralistas como el capitalimos entran en profunda confrontación. Puede un movimiento de naturaleza distribuida, tener la influencia propias de los sistemas de acumulación? Por ejemplo, los hashtags que crean tendencias a las cuales se suman los usuarios de manera distribuida, se hacen visibles gracias a plataformas centralizadas (como Twitter) que se benefician de la centralización y la usurpación del valor. Podría, por ejemplo, una nueva criptomoneda que explicite la mercantilización en la economía de la atención, como lo hace Steemit, de manera que use una técnica similar a la del capitalismo (mercantilizar conocimiento) para explicitar la usurpación de valor que está creando o permita contravernirla. El tema de cómo estas redes alternativas se viralizarían es aún una pregunta abierta.

  5. Oct 2017
    1. atrendthatshecallsa‘modernexampleofatragedyofthecommons.’[33]Justasintheclassicversion,subjectswhoprotecttheirdatacontinuetoreapthecollectivebenefits(suchasinmedicine)ofdataleftinthecommons,yetthosebenefitsarethreatenedandwilldegenerateasdatasubjectsoptout.Othersstrikeadifferentwarning,arguingthattheanonymizationofidentityleadstocrowdbehaviourandsubjectstakinglessresponsibilityforwhattheysayanddoandincreasesthelikelihoodoftheirmisbehaving.[34]Boththeargumentsforandagainstanonymizationasasolutionpresumethatwhatisatissueisprotectingthe‘datadoubles’ofcitizensubjects.
    2. Actsofconnectingrespondtoacallingthatpersistseveninlightofthetraceabilityofdigitalactionsandconcernsaboutprivacy.Thosewhoaremakingrightsclaimstoprivacyanddataownershiparebyfaroutnumberedbythosewhocontinuetosharedatawithoutconcern.Thatadatatraceisamaterialthatcanbemined,shared,analysed,andacteduponbynumerouspeoplemakestheimaginaryofopennessvulnerabletooftenunknownorunforeseeableacts.Butdigitaltracesalsointroduceanothertension.Anothercalling,thatofsharingdigitalcontentandtraces,isademandthatevokestheimaginaryofopennessfundamentaltotheveryarchitectureofsharedresourcesandgifteconomythatformedtheonce-dominantlogicofcyberspace
    3. WeagreewithCohenontheseeminglyparadoxicalrelationbetweenimaginariesofopenness(copyleft,commons)andclosedness(copyright,privacy)andtheirconnectiontoinformationfreedomandcontrol.Sheisrighttoarguethatthisparadoxcannotberesolvedinlegaltheoryfortwomainreasons.First,freedomandcontrolarenotseparatebutrequireeachother,andhowthisplaysoutinvolvescalibrationwithinspecificsituatedpractices.[6]Second,andrelatedly,legaltheorydependsonaconceptionofabstractliberalautonomousselvesratherthansubjectsthatemergefromthecreative,embodied,andmaterialpracticesofsituatedandnetworkedindividuals
  6. Sep 2017
    1. Thespacesthatsovereignpowerproducescorrespondtosuchstrategiesandtechnologiesofexclusion:expulsion,prohibition,banishment,eviction,exile,anddeportationaresuchexamples.Bycontrast,beingasubjectofpowermobilizesstrategiesandtechnologiesofdiscipline,whichrequiresubmissionbutopenuppossibilitiesofsubversion.Thespacesthatdisciplinarypowerproducesareappropriatetosuchstrategiesandtechnologiesofdiscipline:asylums,camps,andbarracksbutalsohospitals,prisons,schools,andmuseumsasspacesofconfinement.Eachofthesespacesisaspaceofcontestation,competitiveandsocialstrugglesinandthroughwhichcertainformsofknowledgeareproducedinenunciationsthatperformsubjects.Neitherspacesofexclusionnorspacesofdisciplinearestaticorcontainerspaces.Theyaredynamicandrelationalspaces.Thereareno‘physical’spacesseparatefrompowerrelationsandnopowerrelationsthatarenotembeddedinspatializingstrategiesandtechnologiesofpower.

      La idea de un hackerspace como un tercer espacio, donde se juegan dinámicas de poder, como en todos, pero éste es transitorio, meritocrático, contestable, incluso a pesar de la falta de estructura evidente del mismo espacio. Como otros espacios, dicha contestación requiere saber los rituales del espacio y sus lenguajes. Tal contestación no tiene por qué tomar una forma confrontacional y puede ocurrir simplemente a través de la creación de alianzas transitorias y comunidades de práctica que eligen unas tecnologías y no otras. Incluso, prácticas como el Data Week dan la posibilidad de contestar esta práctica particular, al explicitar los saberes y materialidades que la constituyen.

    1. We failed to assemble a pitch because the civic imagination could not simply float alone. It needed a technological metaphor to give practices traction. Many of the pitched projects had the opposite problem. They started with an existing technology and grafted the goals of the city to it, essentially transposing a model of informed citizenship onto it. These technologies were not so much re-drawing government as increasing its utility.

      Esto me recuerda la metodología de Leinonen, en la cual se puede empezar de cualquier lugar (lo conceptual o una tecnología) e ir, prácticamente a cualquier otro. Creo que lo que falta es una premisa política/ética sobre el mundo que se quiere compartir. Por el contrario, en el Data Week y la Gobernatón, dicha premisa es explícita, desde los bienes comunes.

    1. This model suggests three important research directions to analyze the role of appro-priation in technology evolution. The first would explore conditions that permit and encourage appropriation, ranging from technology architecture (e.g. technology openness) to legal and policy regimes governing how users are allowed to modify and apply technol-ogy in ways not intended by producers. The second direction would further examine appro-priation practices. Particularly fruitful would be further articulation of user/producer power negotiations that unfold during the appropriation stage and of the resulting innovation modalities. A third research direction would investigate how innovations that emerge from appropriation are later incorporated or blocked by producers through the repossession stage. Together, these three axes will further articulate the user/producer dynamics at work through appropriation, leading to a better understanding of the innovation process.

      Este análisis podría darse a la luz de los bienes comunes, sin considerar una relación binaria entre usuario y productor, pero sí la exclusión practiva de quienes no están interesados en la expansión o el cuidado de los bienes comunes, como propone la licencia P2P.

    Tags

    Annotators