178 Matching Annotations
  1. May 2018
    1. h. Furthermore, there is noteven a correct way to define what an object is; different ontologies emerge from thelogic and metaphors of different languages. The whole task of designing a programinvolves determining how best to delimit the set of objects and their interfaces that willconstitute the program. Thus, both the creators of programming languages and pro-grammers themselves must do ontological work, in so much as a given program mustbe broken into its ontological componen

      En particular esto me ha pasado a mí mismo como programador de Smalltalk. Antes diseñaba ontologías ampliamente anidadas, mientras que ahora intento aplanarlas y considerar sólo los objetos básicos en las mismas, mientras que las ontologías surgen de otras maneras y pueden ser diversas. Los directorios en los repositorios de código muestran dichas ontologías primeras y los cambios sucesivos que ocurrieron en mis maneras de organizar el mundo, una vez aprendí Pharo/Smalltalk

    2. These developments were not only a change in metaphors but also produced changes inthe underlying code of the compiler

      Esto también pasó con Grafoscopio. Los procesos escriturales cambiaron el código subyacente que soportaba la escritura misma de textos.

    3. Ultimately, while the compilability of a program and its set of rules for translationinto binary code constrain the possibilities of computer programs and language, the useof programs to communicate between humans and the metaphors and abstractionspermitted by object-oriented languages produce languages that approximate the com-plexity and creativity ofBreal languages.^
    4. IusethetermBreal^to describe the material aspects of computation following Kittler’s Lacanian-influencedmedia-historic materialism (Kittler1999).

      Esto puede enunciarse dentro de los límites de la tesis. El diálogo de materiadades queda limitado por los confines de tiempo para desarrollar la tesis con mayor detenimiento.

    5. ms. Thus, the point isnot to suggest that the object is somehow an inevitable and necessary outcome ofthis process of linguistic abstraction. Rather, this history demonstrates how thecomputational object, as one possible outcome for a process of abstraction, offersa number of critical insights into the relationship between objects, language, andthe real

      Se puede pensar en la deconstrucción futura de los elementos ya presentados para (de)construir sistemas de computo, específicamente el sistema total y monolenguaje de Pharo/Smalltalk, particularmente a la luz de la interacción con sistemas externos, como Pandoc, Fossil, usando lenguajes como Javascript y/o Lua, desde ejemplos que surgieron en los ejercicios y proyectos de edición y publicación digital. Así, el sistema que tenemos, con Grafoscopio, si bien es relativamente auto-contenido y presenta una única manera de pensar respecto a los sistemas de computo (que es el de la programación Orientada a Objetos), también hace puentes, desde las necesidades reales, con otros sistemas de computo y paradigmas informáticos.

  2. Feb 2018
    1. However, this assumption of an essentially “outsider” researcher, though true in many cases, deserves a degree of scrutiny and problematizing. In some cases, researchers come from the communities that they research (even if they are now part of an academic or other similar institution), in some cases researchers are not formally affiliated to a larger institution and may be performing work for local benefit at a local level (on behalf of a community group, for instance) and in some instances a researcher may be “between cultures” (for example, being originally from a Global South nation but having lived in a Global North one for a long period of time).

      [...] It does, however, point to the way in which reflexivity and use of the embodied identity can be a tool for disrupting colonial and otherwise oppressive research forms. By interrogating one’s one variable social positioning, and thereby troubling the “objectivity” of the knowledge one generates as a result, the wider system of social inequality which the research exists in can be, to some extent, grappled with.

      Es el caso mío en HackBo.

    1. En el mundo de los insectos esta transformación se produce como el resultado de una auto-digestión, un fundirse total (meltdown) de la oruga en la que sólo permanecen intactos unos pocos focos de tejido vivo, los discos imaginales. Es a partir de ellos que emergen piernas, alas, antenas, segmentos corporales y otras estructuras de la forma adulta como un ser transformado e integrado, la mariposa. Sólo podemos especular qué pueden significar las correspondencias culturales de esta metáfora (2

      Pienso en cómo otros lenguajes y tecnologías se encuentran en Grafoscpio: Pandoc, Lua, Smalltalk, lo escritural, lo hacker y en la deconstrucción y diálogo que favorece esta herramienta, que otras maneras no logocéntricas están por venir.

    2. Dentro de esta propuesta, bien llamada ‘investigación desde la acción colectiva’ (IAC), “las comunidades hacen parte de la producción del conocimiento como investigadoras y los investigadores e investigadoras hacen parte de las acciones colectivas [de transformación social]”

      [...] plantear la desjerarquización y deselitización del conocimiento, es decir, a la descolonización epistémica como elemento integral de estas visiones.

      La hackatón en ese sentido tendría que diversificarse, para admitir más saberes. Aún nos falta, pero estamos abriéndonos a saberes bibliotecarios, editoriales y periodísticos, desde las prácticas y convocatorias que realiza el Data Week. Los diplomados podrían extender esto.

    3. Se trataría de inventar prácticas de contra-diseño que puedan mantener un compromiso duradero con proyectos de vida politizados. ¿Podrá la educación del diseño cumplir esta misión? Los conocimientos académicos, fundados bajo el imperativo firme de la separación del mundo natural, parecieran ser completamente incompetentes para proveernos con los conocimientos en sintonía con la Tierra necesarios para que los humanos funcionemos acoplados con ella. Tampoco parecen ser capaces de acoger los conocimientos lugarizados y vernáculos de las culturas que se rehúsan a rendirse al mundo globalizado, manteniendo su sabiduría del habitar y de enraizar sus mundos.

      Esta frase me recuerda mis menciones a la anti-hackatón como forma de protección contra la gentrificación. En todo caso, la solución está del lado de no ser absorvido por la academía, para quedarse cómodamente enunciando desde su "torre de marfil" cómo está de mal el mundo, pero sin untarse de él, siguiendo esclavos de sus dinámicas de publicación indexada y los egos asociados.

    4. ‘existir por fuera del diseño’ es una posibilidad ya históricamente inviable, al menos por el momento.

      El diálogo de materialidades también puede implicar un diálogo de mundos.

    5. La deconstrucción del objeto libro, sus prácticas editoriales y formas de publicación, como forma de establecer semillas de diálogo.

    6. O, mejor, una metacultura que podría ser la plataforma para una multiplicidad de culturas [un pluriverso...] la cultura de una sociedad en la que los lugares y las comunidades no sean entidades aisladas sino nodos en una variedad de redes [...] ayudando a crear un planeta resiliente donde sería posible, para nosotros y para las generaciones futuras, vivir y, ojalá, vivir bien.

      ¿Metaherramientas para metaculturas?

    7. Aunque cada grupo o entramado socionatural tiene que abordar este proceso a partir de sus propios recursos y circunstancias históricas, ningún grupo en particular tiene toda la arquitectura onto-epistémica para lidiar con la hidra de la modernidad capitalista patriarcal. En muchos casos los diseñadores podrán apoyarse en, y ayudar a catalizar, las transiciones emergentes en sus propios espacios y lugares a través de prácticas de diseño situadas
    8. ¿Cuáles son las principales manifestaciones ecológicas y sociales de la insostenibilidad y la desfuturización (e.g., los efectos sobre el agua; el empobrecimiento sistemático de los trabajadores negros; el agotamiento del suelo; el consumismo desenfrenado; las formas destructivas de extractivismo, incluyendo la extracción de oro, solo por mencionar algunas)?

      ¿Cómo se puede ver esto en Salento o Cajicá, frente a sus procesos de urbanización, ocupación y gentrificación aceleradas?, ¿Cómo resistir, descolocar, bifurcar dichas ocupaciones para dar cuenta de otras posibilidades?

    9. ay una gran necesidad de métodos que permitan el diseño colaborativo a lo largo de períodos más largos de lo habitual, que construyan a partir de los roles cambiantes de los diseñadores en esta temporalidad extendida (más allá de ser, digamos, iniciadores o facilitadores) y que tomen en serio la naturaleza distribuida de la agencia del diseño, incluyendo, hay que añadir, a los nohumanos. La articulación de prácticas de diseño-en-uso en el contexto de actividades colectivas de diseño de más larga duración es particularmente importante en este momento.

      En este sentido, Grafoscopio y otras infraestructuras comunitarias (ejp: los wikis) han permitido el trabajo extendido en el tiempo desde dinámicas colaborativas, basadas en la resiliencia de las comunidades. Sin embargo, las posibilidades de reconfiguración y agencia han estado limitadas por las barreras tecnológicas y cognitivas que dichas infraestructuras embebían. Esta fue una de las preocupaciones originales de la tesis y hay también una preocupación final sobre cómo lo que hemos logrado hasta el momento permite ese diálogo pasado, presente y futuralidad desde la resiliencia.

    10. En estas condiciones, ¿es siquiera posible un ejercicio de diseño de transición? Más aún, ¿podría tener alguna influencia real en las políticas públicas, las mentalidades, las acciones y las prácticas? Plantear esta pregunta significa poner a prueba este capítulo, y el libro, por así decirlo.

      Nosotros, por ejemplo, hemos cambiado prácticas, pero no hemos logrado incidir en política pública, desde las épocas de RedPaTodos. La prueba a la tesis, tiene que ver con esas transiciones hacia lo público, que aún no se acaban de configurar y cuyos momentos de consolidación y desafió, vendrán después de cerrado el escrito.

    11. un sistema de investigación o aprendizaje sobre sí misma

      ¿Cómo darle a la comunidad esa voz "hacia afuera" que enuncie esas forma de reflexionar sobre sí misma? Particularmente cuando sus formas de enunciación son tan distintas de las hegemónicas (emprendimiento, academia, estatalizadas) e incluso podríamos hablar de ciertas formas muy tácitas de existir (quizás, como la mayoría de comunidades).

    12. . Cambiar la forma de cambiar para cambiar de manera autónoma y construir una nueva realidad (comunidad, región, nación) desde abajo y a la izquierda, como los zapatistas gustan decir. La autonomía no se logra por medio de la ‘captura del Estado’ sino recuperando del Estado las áreas claves de la vida social que ha colonizado. Crea ámbitos de acción que son autónomos del Estado y nuevos arreglos institucionales con ese propósito (como las conocidas juntas de buen gobierno en los territorios zapatistas). La autonomía pretende el establecimiento de nuevas bases para la vida social.

      Para compartir el comienzo del Data Week.

      Como la tecnología nos cambia, cambiamos la forma de cambiarnos.

    13. Autonomía: se refiere a la creación de las condiciones que permiten el cambio de las normas desde dentro o la capacidad de cambiar las tradiciones tradicionalmente. Podría implicar la defensa de algunas prácticas, la transformación de otras y la verdadera invención de nuevas prácticas.‘Cambiar las tradiciones tradicionalmente’ podría ser una descripción adecuada de la autopoiesis; su correlato, ‘cambiar la forma como cambiamos’

      Cambiar lo que nos cambia.

    14. Maestría en Estudios Interdisciplinarios del Desarrollo de la Universidad del Cauca (un bastión del pensamiento decolonial en América Latina, a pesar de su referencia al desarrollo), busca ser una cátedra abierta en la que pueda tener lugar un diálogo inter-epistémico entre académicos, intelectuales y activistas. Tramas y mingas, al que asisten varios cientos de participantes, en gran parte de movimientos sociales y comunidades de base del suroccidente colombiano, es un maravilloso espacio de conversación entre mundos y conocimientos.

      ¿Podríamos hacer algo así en el SLUD, las JSL o el FLISoL o incluso en el Data Week? ¿Articular trueques de saberes, experiencias y diálogos desde la diversidad en favor del pluriverso y los bines comunes y ligados a los territorios? Salir de una mirada muy particular y tecnocéntrica de lo hacker, y pensarnos/actuarnos/encontrarnos de modos más incluyentes?¿Cómo lograrlo?

    15. Al abogar por una nueva civilización aleja nuestra atención de los «grandes dinosaurios del siglo XX» (Manzini 2015: 193), a saber, los sistemas jerárquicos que subyacen las cuatro estructuras institucionales desfuturizadoras de Berry (gobiernos, corporaciones, universidades y religiones), y la lleva hacia la conformación de ‘ecologías territoriales’ —entramados de ecosistemas de lugares y comunidades— donde podrían funcionar con mayor facilidad los procesos abiertos de co-diseño. Por supuesto, desde hace tiempo se sabe que la política basada en el lugar también puede conducir a tendencias excluyentes y a localismos regresivos. Si estas tendencias se pueden mantener a raya, sin embargo, «las localidades y comunidades resultantes serían exactamente lo que se necesita para promover no sólo una nueva ecología territorial y un ecosistema resiliente sino, también, un bienestar sostenible» (

      ¿Cómo se puede dar ese diálogo entre dichas instituciones y comunidades? Particularmente porque en esa dinámica de cero mundos terminados, habría que mirar la continuidad de estas estructuras desfuturizadoras. Ellas tendrían que ser parte de ese único mundo destruido, que destruye el resto.

    16. un nuevo terreno para la innovación social: pequeña, local, abierta y conectada, PLAC (Manzini 2015: 178).33 De esta manera los proyectos locales, mediante la coordinación con otros a través de redes, podrían lograr efectos escalares a nivel de barrios y regiones. Las configuraciones resultantes pueden ser consideradas, con razón, casos de localismo cosmopolita (

      Algo similar ya ha venido pasando con eventos muy pequeños.

    17. . El diseño mismo se convierte en un proyecto en transición y se une a otros proyectos teórico-políticos que buscan enriquecer nuestro entendimiento de la vida y de lo humano.
    18. Estos pueden incluir la alfabetización ecológica y una nueva atención a la materialidad (a la materia vibrante, podría decirse ontológicamente) como insumos del diseño radical para la sustentabilidad
    19. no somos simplemente, ni siquiera principalmente, observadores distanciados sino participantes y diseñadores que se articulan con el mundo al estar inmersos en él. Conocer es relacionar —”Todo hacer es conocer y todo conocer es hacer” (Maturana y Varela 1987: 27)—. Como dice la poetisa mapuche y machi (chamán), Adriana Pinda, “tenemos que reaprender a caminar el mundo como seres vivos”.26 Relacionarse con los mundos de vida de la gente y alcanzar, de nuevo, cierta intimidad con la Tierra son esenciales para este objetivo. Este trabajo interior no sólo es dirigido por el conocimiento abstracto sino, también, por lo que la feminista chicana Gloria Anzaldúa llamara conocimiento como reflexividad encarnada, intuición y emoción.
    20. estructuras anidadas (hogar, pueblo, ciudad, región y planeta), cada una con su propia dinámica de auto-organización en torno a redes colaborativas.
    21. . Pensar en términos de estructuras y redes anidadas también proporciona la base para una comprensión distribuida de la agencia.
    22. Cualquiera que sea la categoría adoptada —‘diseño de transición’, ‘diseño para la transición’,‘diseño para la innovación social’— hay un entendimiento común de que las transiciones son emergentes y plurales.

      La idea expresada en la tesis sobre abrir el código fuente como manera de facilitar los procesos de recombinación, favorecería ese diseño para las transiciones.

    23. Este espacio ya está siendo poblado por muchas diminutas islas de transición en las que la insostenibilidad y la desfuturización son mantenidas a raya. Pero todavía hay un largo camino por recorrer hasta que tales islas den lugar a los nuevos continentes donde la vida puede volver a florecer.

      De las islas a los archipiélagos, a los continentes.

    24. El buen vivir es definido como una visión holística y des-economizada de la vida social, “constituye una alternativa aldesarrollo y representa una respuesta potencial a las críticas sustanciales del post-desarrollo” (Gudynas y Acosta 2011: 78). Muy sucintamente,13 el buen vivir (BV) surgió de las luchas indígenas articuladas con las agendas de cambio social de campesinos, afrodescendientes, ambientalistas, estudiantes, mujeres y jóvenes. El BV cristalizó en las recientes constituciones de Ecuador y Bolivia, en las que “se presenta como una oportunidad para la construcción colectiva de una nueva forma de vida” (

      [...] Los debates sobre la forma que podría tomar en contextos urbanos modernos y en otras partes del mundo, como Europa, están empezando. El decrecimiento y el BV podrían ser ‘compañeros de viaje’ en este empeño.

      ¿Cómo se pueden articular estas tradiciones y busquedas Sur a Sur? Ejp: LabSurLab y otras redes e iniciativas articuladoras de espacios hacker y maker desde el Sur.

    25. . La ICT tiene conexiones directas con los movimientos de intelectuales y activistas en torno a las nociones de ‘decrecimiento’ y la defensa de los comunes. La ICT, el decrecimiento y los comunes en conjunto constituyen un espacio unificado para el futuro desarrollo de la teoría y la práctica del diseño para la transición. En la siguiente sección voy a proponer unconjunto similar de nociones provenientes de América Latina, incluyendo el post-desarrollo, el buen vivir, los derechos de la naturaleza y las transiciones al post-extractivismo como espacios importantes para profundizar el diseño para la transici

      ¿Cómo esto podría experimentarse desde escalas locales, en un hackerspace, barrio o pequeña ciudad tensionada por el crecimiento, como Cajicá?

      Una de las posibilidades sería transparentar el discurso y acción política en pequeñas ciudades y barrios a partir de las prácticas ocurridas desde el hackerspace y/o la biblioteca pública., extendiendo y conectando lo que ocurre en los planos simbólicos y del código, con los de los planos físicos y el diálogo cotidiano. Los Data Selfies son un prototipo en esa línea.

    26. . Por último, hay mucho énfasis compartido en la necesidad de imbuir la enseñanza del diseño con herramientas para la reflexión ontológica para que los diseñadores sean conscientes de su situacionalidad en las ecologías para las que diseñan.

      ¿Cómo esta investigación puede informar nuevas prácticas educativas en la formación de diseñadores, particularmente, desde el Sur Global (específicamente en la Universidad de Caldas) y en diálogo con otras modernidades, discursos y prácticas contrahegemónicas y futurizantes?

    27. La acústica une forma y evento, convocando a un replanteamiento de la relación entre proceso, diseño y materialidad.

      [...] Al traer el sonido y la auralidad a primer plano, Ochoa cuestiona el énfasis excesivo que los estudios críticos del diseño han puesto en lo visual.

      La hackatón, cuando tiene caracter festivo y crítico, también podría unir forma y evento, así como proceso, diseño y materialidad.

      La auralidad y la mezcla/fusión como diálogo intercultural enactivo podría traernos pistas sobre la construcción de pluriversos, sobre lo cual tiene muchos más avances que otros esfuerzos desde otros campos. Desafortunadamente, los autores fusión más reconocidos, suelen serlo porque sus prácticas han sido enagenadas por las casas disqueras de lógicas neoliberales y colonialistas. Sería interesante ver qué pasa en este espacio cuando las lógicas son las de los bienes comunes, por ejemplo en Jamendo.

      Habría que ver si los ensayos sonoros y otras materialidades, deconstruyen los énfasis visuales señalados por Ochoa, muy en la línea de lo que decía Felix Gerloff y su propuesta de crear un Sonoscopio, similar a Grafoscopio, pero para el campo aural.

    28. Inducir a la gente a componer con instrumentos predefinidos no puede dar lugar a un modo de producción diferente del autorizado por dichos instrumentos (

      Rasberry Pi y otros sistemas de Live Coding, introducirían nuevas maneras de hacer música.

    29. implica una concepción expandida del ser y podría fomentar un tipo de pensamiento de diseño y la creación de prototipos que encarnen lo nuevo que está emergiendo o quiere emerger. Este tipo de presenciación, como argumentan los autores, es propicio para un espacio de transición donde nuevos tipos de ‘practicantes de primera línea’, que operen desde posibilidades de futuro genuinas, aprovechen las configuraciones socio-naturales emergentes y donde la gente pueda crear nuevas conexiones comunales. Dichos profesionales de primera línea se darían cuenta de que «el verdadero poder surge de reconocer los patrones que se están formando y de ubicarse en ellos» (Scharmer 2009: 32). Abordarían, sin ambigüedad, el juicio de Varela de que la ciencia moderna no entiende la experiencia —ahondando en la experiencia (de forma no dualista) como una verdadera fuente para el diseño—. Su marco comprende una serie de etapas (desde descargar, ver y sentir lo nuevo hasta la presenciación, la cristalización, producción de prototipos y ejecución) que implican ‘dejar ir’, ‘dejar llegar’, enactuar y encarnar lo emergente. Estos cambios tienen lugar dentro de un espacio social de creación (presenciación) y destrucción (‘ausenciación’) colectivas que requiere una transformación personal significativa hacia modos de ser más relacionales.
    30. El énfasis en el co-diseño, por supuesto, subvierte, directamente, la noción reificada y glorificada de autoría, ya sea en el diseño de productos, el urbanismo o la arquitectura.

      Se parece a lo que dicen los editores con la licencia LEAL.

    31. La pregunta fundamental del diseño ontológico —“¿Cómo nuestras herramientas son parte del trasfondo en el que podemos preguntarnos qué es ser humano?” (Winograd y Flores 1986: 163)— se vuelve más complicada; debe ampliarse, al menos, considerando cómo cambia el entendimiento que tienen los diseñadores sobre lo ‘humano’ y sobre los ‘mundos’ cuando aparecen muchos tipos de no humanos y los entramados heterogéneos de vida que los no humanos contribuyen a traer a la existencia.
    32. . En algunos casos en relación con la agencia se invocan el arte, la artesanía (craft) y una imaginación renovada para la creación de objetos que nos convoquen, más que simplemente de objetos sin vida.
    33. se pueden diseñar dispositivos para transformar, gradualmente, nuestras maneras principales de entender y de ser

      el cuidado se puede estructurar en el diseño de herramientas y equipos a través de lo que denomina «presenciación” (presencing), un concepto relacionado con la noción del diseño transparente de las interfaces tecnológicas que es clave para la incorporación en las herramientas de hábitos ecológicos a través del diseño para transformar nuestras acciones rutinarias en formas de comportamiento ecológico; esto ha de lograrse mediante la incorporación de ‘guiones’ en el diseño de productos. De esta manera los diseñadores tendrían que ir mucho más allá del objetivo de satisfacer las necesidades de los usuarios para articular, de formas novedosas, las preocupaciones y deseos de una colectividad. Las nuevas rutinas encarnadas se volverían lentamente colectivas y transformarían, eventualmente, la conciencia social y las estructuras institucionales. [...] El enfoque, sin embargo, sigue siendo básicamente teórico y no aborda, explícitamente, la dimensión política.

      Esto pasa en alguna medida con Grafoscopio, pues debido a su caracter de metasistema y su condición de objeto activista, embebe prácticas referidas a la disponibilidad permanente del código fuente, tanto de la herramienta, como de los escritos creados en ella y ejemplifica otras ecologías del conocimiento, asociadas al conocimiento como bien común.

      La comunidad de práctica alrededor de Grafoscopio comparte, deconstruye e incorpora dichas formas de entender y ser, de modos progresivos, configurando una identidad propia, que es distinta al grueso del hackerspace. Una ventaja de nuestro enfoque es que lo político es explícito y la teoría y la práctica dialogan en él a través de dispositivos digitales hacktivistas..

    34. “la clave de la sustentabilidad radica en las verdades prácticas que cada uno de nosotros descubre en la vida cotidiana y que contribuyen a las actividades colectivas de nuestra cultura”

      Estas verdades prácticas que nos reconfiguran a nosotros y nuestras instituciones, puede ser descubiertas también en espacios contrahegemónicos y conviviales, como los hackerspaces.

    35. “la posibilidad de que los humanos y otras formas de vida florezcan en el planeta para siempre

      En el marco teórico, me refería también al cuidado de la vida, y postergaba otros problemas, como los supervirus.

    36. desde esta perspectiva las organizaciones constituyen conversaciones para la acción. Hay un cierto grado de recurrencia y formalización en estas conversaciones, que Winograd y Flores (1986) caracterizan en términos de actos lingüísticos distintivos. Las organizaciones son redes de compromisos que operan a través de actos lingüísticos, como las promesas y

      las peticiones. [...] En última instancia la característica central de las organizaciones y su diseño es el desarrollo de competencias comunicativas en un ámbito abierto para la interpretación, de manera que los compromisos sean transparentes

      [...] Una parte importante del marco de Winograd y Flores es el desarrollo de un enfoque lingüístico para el trabajo de las organizaciones sobre la base de ‘directivas’ (pedidos, solicitudes, consultas y ofertas) y ‘comisiones’ (promesas, aceptaciones y rechazos). En la década de 1980 Flores desarrolló un software para organizaciones, llamado El coordinador, basado en la idea de que las organizaciones son redes de compromisos que operan en el lenguaje. Véanse Winograd y Flores (1986, capítulos 5 y 11) y Flores y Flores (2013). Su objetivo era “hacer las interacciones transparentes [...] en el dominio de las conversaciones para la acción”

      La interacción entre organizaciones institucionalizadas y conviviales está ocurriendo para casos del hacktivismo en términos de peticiones (derechos de petición, entradas al blog) y promesas (hackatones, respuestas, proyectos).

      Una de las preguntas actuales es cómo hacer que las dinámicas de gobernanza propias de las organizaciones conviviales puedan ser coherentes y escalables a nivel barrio o ciudad. Qué infraestructuras favorecerían dichas posibilidades de acuerdos transparentes en red.

      Interesante reencontrar el software de Windograd y Flores y revisar cómo se adecuan o no a sistemas como wikis y repositorios de código y cómo el diálogo entre ellos podría alentar estas ideas de software para acciones transparentes.

    37. todo esto se lleva a cabo a través del lenguaje: “para decirlo de una forma más radical, nos diseñamos a nosotros mismos (y a las redes sociales y tecnológicas en las que tienen significado nuestras vidas) en el lenguaje” (Winograd y Flores 1986: 78); o, para volver a Maturana, el ‘lenguajear’ es la forma fundamental de la existencia de los seres humanos. No sólo eso; el lenguaje está íntimamente conectado con el flujo de emociones ya que el ‘lenguajear’ y el ‘emocionar’ proporcionan la base para la coordinación recursiva del comportamiento a través de la creación de ámbitos consensuales. Maturana llama conversación “al trenzado consensual del lenguaje y las emociones” (

      Interesante la aparición del lenguaje en las teorías autopoiéticas. No pareciera ser un constructo aparte de lo social, lo mental y lo biológico, e incluso lo artefactual (en la separación de Jonas) sino integrado a ellos, en sus distintas esferas. ¿Cómo los lenguajes de programación atraviesan dichas capas?

    38. . Como Maturana y Varela señalaran con referencia a la forma como concibieron el novedoso concepto de autopoiesis, “no podíamos escapar de estar inmersos en una tradición [la racionalista] pero con un lenguaje adecuado podíamos orientarnos de manera diferente y, tal vez, desde la nueva perspectiva generar una nueva tradición” (1980: xvii). La novedad de su trabajo reside, precisamente, en haber inventado un nuevo léxico para hablar de la existencia biológica, en particular sobre la cognición, como veremos en el último capítulo

      Uno podría pensar en algunas referencias circulares que permitan escapes de la lógica en la que están inmersas. Un ejemplo es la licencia GPL, que usa los sistemas de restricciones que brinda el derecho de autor para proveer una meta-restricción: "prohibido prohibir". Estas prácticas circulares que deconstruyen las lógicas donde se instauran, podrían ser usadas también para revisar las tradiciones académicas, por ejemplo desde la publicación.

    39. Esta tradición atrapa nuestra imaginación mediante metáforas limitantes, como la de las computadoras como cerebros, como meros dispositivos de procesamiento de información o, en términos del lenguaje, como medio para la transmisión de información (véase Dreyfus 1979 para una crítica de la inteligencia artificial desde esta perspectiva). Por eso es necesario ‘desocultar’ o revelar esa tradición al hacer explícitas sus suposiciones, como hice en el capítulo anterior. De este modo el objetivo de estos autores es una redirección, más que un desmantelamiento, de la tradición pero el objetivo de la redirección es sustancial: «desarrollar un nuevo terreno para la racionalidad —que sea tan riguroso como la tradición racionalista pero que no comparta sus supuestos» (

      Un asunto interesante acá es cómo y hasta dónde un sistema de computo permite cuestionar los supuestos que le dieron forma y función. Grafoscopio, por ejemplo, elige actualmente una metáfora arbórea para la escritura, pero podría escribirse de otra manera. Esta metáfora inicial, ensamblada en un metasistema (Pharo) puede ser cuestionada, ya que introduce los conceptos y prácticas que la hacen posible, pero también la idea de que puede ser cambiada y reexaminada, en la medida en que el sistema mismo permite dichas recombinaciones. A su vez, Pharo es constantemente extendido y minimizado: hay más módulos que enriquecen un conjunto, cada vez más mínimo del sistema. De hecho, Pharo empezó como una "agresiva" labor de reingeniería sobre Squeak, para lograr dicha minimización del núcleo que facilitara la evolución de los módulos.

      Incluso, se podría pensar en llevar este asunto aún más allá: cuanto del paradigma y las prácticas en las que se inspira Pharo pueden ser cuestionadas o reconfiguradas: lo objetual?, la máquina virtual?, la sintaxis?, la semática o la prácmática (véase Collaborative Object Lambda Architecture).

      Dichos niveles de flexibilidad no fueron percibidos en sistemas multicapa de complejidad incidental como IPython o web2py.

    40. ¿Por qué el diseño podría considerarse «ontológico»? La respuesta inicial a esta pregunta es sencilla: «encontramos la cuestión profunda del diseño cuando reconocemos que al diseñar herramientas estamos diseñando formas de ser» (Winograd y Flores 1986: xi). Si entendemos por diseño «la interacción entre el entendimiento y la creación» (Winograd y Flores 1986: 4), podemos decir que es ontológico porque es una conversación sobre posibilidades. Una forma más para llegar a la dimensión ontológica del diseño es abordando «la pregunta más amplia de cómo una sociedad engendra invenciones cuya existencia altera dicha sociedad» (Winograd y Flores 1986: 4-5). Las tecnologías digitales (como la imprenta, el automóvil o la televisión en el pasado) son, por supuesto, casos dramáticos de innovaciones radicales que abrieron ámbitos de posibilidades sin precedentes; transformaron todo un conjunto de prácticas cotidianas. Cada herramienta y tecnología es ontológica en el sentido de que, por muy humilde o insignificante que sea, inaugura una serie de rituales, formas de hacer y modos de ser (Escobar 1994). Las tecnologías son lo que Haraway llamó «actores materiales-semióticos” (1991) que contribuyen a dar forma a lo que es ser humano.Un segundo sentido en el que el diseño es ontológico, ya insinuado por Winograd y Flores, es que al diseñar herramientas los humanos diseñamos las condiciones de nuestra existencia y, a su vez, las condiciones de nuestro diseño. Diseñamos herramientas y estas herramientas nos diseñan. ‘El diseño diseña’ es la fórmula apta y corta dada a esta circularidad por Anne-Marie Willis:

      «hemos diseñado nuestro mundo y el mundo replica diseñándonos»

      Esta podría ser la cita para introducir toda la tesis.

      La pregunta mía es más puntual, pero igualmente cercana: ¿Cómo cambiamos los artefactos digitales que nos cambian?

    41. En todos estos casos los aparatos asertivos de diálogo (occidentales, supuestamente racionales) operan como tecnologías políticas para someter otras visiones de paz, diálogo y vida. En todos estos discursos se encuentra la falta de justicia cognitiva que Boaventura de Sousa Santos (2014) considera esencial para la transformación social duradera. Este es uno de los ejes más importantes para discutir el renovado interés por las visiones culturales, las civilizaciones y el diálogo intercultural como proyectos ontológicos y políticos complejos

      Otras materialidades serían una forma de resistencia a la ocupación ontológica. Incluso usar la publicación sería una manera de hackear los lugares hegemónicos de dicho diálogo.

  3. Jan 2018
    1. Es importante destacar que ninguno de los autores que estoy revisando está llamando a un rechazo total de la racionalidad cartesiana ni de la razón centrada en el sujeto, tan discutidas por los filósofos intramodernos de la modernidad (e.g., Habermas 1987); más bien, piden el debilitamiento de su posición dominante y el desplazamiento de su centralidad en el diseño del mundo y nuestras vidas. Est

      [...] la práctica de la transformación realmente tiene lugar en el proceso de enactuar otros mundos/prácticas —es decir, en un cambio radical de las formas como encontramos cosas y personas (e.g., Spinosa et al. 1997)—, no sólo en teorizarlos. Además, en estas críticas encontramos pistas hacia este camino, ya sea que la práctica renovada sea budista, ecológica, política, decolonial o desde un enfoque reimaginado del diseño.

      Seguramente los detractores encontrarán que no ocupar el centro es casi una forma de negación. Este trozo aclara que de eso no que se trata.

      Por otro lado, las materialidades nuevas, pero cercanas a lo logocéntrico, pueden facilitar la transición hacia la repolitización y lo enactivo como formas de reflexión. Ver: https://hyp.is/mpjAWgXgEeitIDstH5w0ew/maestriadesarrollo.com/sites/default/files/publicaciones/autonomia-y-diseno-arturo-escobar-ok.pdf

    2. “tenemos que ampliar nuestro horizonte para abarcar tradiciones no Occidentales de reflexión sobre la experiencia” (

      Ver: https://hyp.is/mpjAWgXgEeitIDstH5w0ew/maestriadesarrollo.com/sites/default/files/publicaciones/autonomia-y-diseno-arturo-escobar-ok.pdf

      Estos ejercicios escriturales distintos, desde infraestructuras de bolsillo, pueden habilitar el cruce de puentes entre formas de reflexión. Por supuesto, aún no estamos escribiendo cosas como nuestras tesis en dichas infraestructuras, sino textos activistas y "complementarios", pero en la medida en la que maduren, podría hacerse.

    3. En Decolonizing methodologies [Metodologías descolonizadoras] la pensadora Maori Linda Tuhiwai Smith (1999: 36) reflexiona sobre los riesgos que surgen cuando los pueblos indígenas utilizan la escritura académica para discutir su historia y su situación de opresión; al hacerlo, ella pregunta: ¿no corren el riesgo de escribir sobre los pueblos indígenas “como si realmente estuviéramos ‘ahí’, como el ‘Otro’, con todo lo que esto conlleva”? (Smith 1999: 36). En otras palabras, ¿este tipo de pensamiento dualista y logocéntrico no permea, inevitablemente, nuestras representaciones? Como Smith añadiera: “la escritura académica es una forma de seleccionar, organizar y presentar el conocimiento... [Refuerza y mantiene] un estilo de discurso que nunca es inocente” (1999: 36). Me parece que esta preocupación con la escritura logocéntrica es similar a la de Varela. La condición de posibilidad de la escritura académica todavía es una cierta ratio occidental, un rasgo que caracteriza a todo el sistema de las ciencias humanas y sociales dentro de la episteme moderna (F
    4. Como hipótesis provisional sostengo que la dependencia de formas de racionalidad y análisis logocéntrico de larga data sigue siendo fundamental para la producción académica crítica (¡incluyendo este libro!) y que, a pesar de su notable productividad, tiene consecuencias para ir más allá de las ontologías dualistas. Para desarrollar esta hipótesis, aunque de forma rudimentaria, comienzo recordando el argumento de Varela y sus colegas sobre los límites de la racionalidad abstracta y su insistencia en unir la reflexión y la experiencia. Esto es precisamente lo que trató de hacer la fenomenología; sin embargo —argumentan Varela, Thomson y Rosch— no pudo contestar, completamente, las preguntas radicales que planteaba. ¿Por qué? Su respuesta es relativamente simple pero las consecuencias son de largo alcance. La fenomenología se estancó, precisamente, porque su análisis de la experiencia sigue estando “dentro de la corriente principal de la filosofía Occidental [...] hizo hincapié en el contexto pragmático y encarnado de la experiencia humana, pero de una manera puramente teórica” (Varela et al. 1991: 19). ¿Puede esta afirmación17ser aplicable a la teoría social en su conjunto, tal vez incluso a aquellas tendencias que problematizan sus dualismos estructurantes?

      [...] [...] Lo que esta formulación quiere transmitir es que la reflexión no es sólo sobre la experiencia; la reflexión es una forma de la experiencia [...] Cuando la reflexión se hace de esa manera puede cortar la cadena de patrones y percepciones habituales de pensamiento para que pueda ser una reflexión abierta a posibilidades distintas de las contenidas en la representación actual que tenemos del espacio de la vida

      Quizás se requieren materialidades nuevas para romper estas lógicas que hacen academia crítica desde los logos, métricas y formas de la academia clásica. En ese sentido la experiencia, que está en el centro de lo hacker, artítistico y activista es clave, pues enactua en discursos no siempre logocéntricos. Es decir, esas reflexiones (usualmente escritas) que son también una experiencia, atravesadas por otras materialidades que dan cuenta de ellas pueden ayudar a deconstruir su expresión logocéntrica.

    5. Los actores que operan en estos diversos campos están elaborando un léxico para una transición cultural y ecológica significativa, impulsada, en parte, por un énfasis en formas de ser y hacer no dualistas, postcapitalistas y no liberales (

      Habría que ver cómo esas iniciativas entran en diálogo, se visibilizan, realimentan y transforman mutuamente.

    6. En otras palabras, las ontologías no preceden o existen independientemente de nuestras prácticas cotidianas; los mundos son enactuados por prácticas concretas. Finalmente, a menudo las ontologías se manifiestan como relatos y esto hace que los supuestos subyacentes sean más fáciles de identificar. Esta capa está ampliamente corroborada por la literatura etnográfica sobre mitos y rituales (de la creación, por ejemplo). También existe en las narrativas que nosotros, los modernos, nos contamos sobre nosotros mismos y que repiten, una y otra vez, los políticos en sus discursos o, invariablemente, las interpretaciones que hacen los noticieros de las siete de la noche sobre lo que sucede en el mundo. Lo que sucede remite, inevitablemente, al conjunto ontológico fundamental de individuo-real-ciencia-mercado, es decir, al hecho de que nos vemos como sujetos autosuficientes que enfrentamos un mundo compuesto de objetos independientes que podemos manipular a voluntad o, por lo menos, que esperamos hacerlo.

      ¿Qué hay de lo que no nos contamos y de lo que pensamos sin palabras? Mi ejemplo de la velocidad de la luz como constante universal o la impredictibilidad del siguiente número primo cómo dialoga dignamente con las ontologías locales, los conocimientos móviles, ¿sin asumir que lo inmóvil es mejor?

    7. Nótese que esta definición no implica una fuerte posición realista (la idea de una realidad común o universal subyacente); al mismo tiempo, esto no significa, en absoluto, que ‘la mente’ construye el mundo (una especie de subjetivismo); la definición intenta acercarse a la existencia de mundos múltiples mientras mantiene una noción no objetivante de lo real. Nuestras posturas ontológicas acerca de qué es el mundo, lo que somos y cómo llegamos a conocer el mundo definen nuestro ser, nuestro hacer y nuestro saber —nuestra historicidad—. P
    8. La pregunta que tendremos que hacernos de forma cada vez más refinada es si podemos imaginar y crear formas alternativas de ser, hacer, y conocer sin perder la capacidad de entender y maniobrar hábilmente en los meandros de la constelación moderna de ciencia, real, individuo, y economía. Se necesitaría una transformación ontológica relativamente profunda de nuestra parte para alcanzar esta meta.

      El hacktivismo puede ser una manera de explorar dicha maniobrabilidad desde lo relacional, pues a pesar de estar basado en premisas de ciencia y técnica racionalista, no renuncia a su caracter relacional, crítico, ni político.

    9. En lugar de pensar en nosotros mismos sólo como observadores, escogiendo nuestro camino moviéndonos entre objetos que yacen en el espacio de un mundo ya formado, debemos imaginarnos como participantes en ese mundo, cada uno inmerso con la totalidad de nuestro ser en las corrientes de un mundo en formación: en la luz del sol que vemos, la lluvia que oímos y el viento que sentimos. La participación no se opone a la observación pero es una condición para ella, así como la luz es una condición para ver las cosas, el sonido para oírlas y el sentimiento para tocarlas.
    10. Esta ausencia de un yo, sin embargo, no implica poner en duda la estabilidad del mundo ni sus regularidades y coherencias (más sobre esto más adelante). Lo que significa es que tenemos que abandonar la idea de un mundo que tiene un suelo fijo y definitivo junto con la idea de un yo personal.

      ¿Es decir que el mundo, su regularidades y coherencias son estables, a pesar de que el suelo no es fijo? En ese sentido lo que sostiene al mundo no es lo que está abajo, sino lo que está al lado, de modo similar a lo enunciado por Jonas para el caso de los saberes en diseño.

    11. la comprensión del mundo es mucho más amplia que la comprensión Occidental del mundo. E

      [...] Pensar nuevos pensamientos, por ende, requiere salir del espacio epistémico de la teoría social Occidental y entrar en las configuraciones epistémicas asociadas con las múltiples ontologías relacionales de mundos en lucha. Es en estos espacios que podemos encontrar respuestas más convincentes a las preguntas fuertes que plantea la coyuntura actual de problemas modernos con soluciones modernas insuficientes.

      Quizás hackear la publicación sea una manera de articular estos díalogos desde el Sur hacia culturas Anglo Europeas y la academia en sus sentidos más tradicionales.

    12. Tanto los planes de vida y las economías propias como la defensa del territorio son estrategias de lugarización, es decir, de la pervivencia del tejido de la vida en el lugar y la comunidad, y por tanto en la diferencia, en contra de la pretensión capitalista homogeneizante de transformar a todos los pueblos en ciudadanos economizados y des-lugarizados. Encontraremos la importancia del lugar en

      las visiones de diseño para la transición y para la innovación social. Como veremos más adelante, el correlato de la lugarización de la acción social, cultural y económica es la autonomía.

      Cómo se conforman esas redes de territorios, en medio de poderes hegemónicos como los de las corporaciones, el estado y el mercado. ¿Cómo otras economías circulares y otras prácticas conviviales nos permiten escalar esta visión de mundo hecho de muchos mundos?

    13. sus académicos/as e intelectuales-activistas esperan visibilizar los entramados heterogéneos de vida que enactúan mundos relacionales no dualistas. La ontología política también tiene una orientación decididamente decolonial porque rearticula la diferencia colonial (la clasificación jerárquica de las diferencias creadas, históricamente, por la ontología dominante del MUM) en una concepción de múltiples formaciones relacionales onto-epistémicas. Esta rearticulación expone, de nuevo, la incapacidad epistémica del MUM para reconocer lo que lo supera y renueva nuestro entendimiento de ‘lo humano’ y de lo que existe en general.

      Interesante el permanente vínculo entre activismo y academía. El primer texto sobre Grafoscopio también considera dicha relación cuando habla de objetos activistas y la relación entre publicación y poder.

    14. Las discusiones sobre la relación entre el diseño y la política reflejan el hecho de que el diseño se ha convertido en una fuerza política y material formidable; el corolario es si el diseño es o puede llegar a ser un sitio prometedor para la transformación de las culturas arraigadas del capitalismo y la insostenibilidad hacia prácticas pluriversales.

      [...] pensar en la política del diseño en relación a su capacidad para generar nuevas entidades y relaciones, «para ‘proponer’ nuevos tipos de cuerpos, entidades y sitios como políticos” (Domínguez y Fogué 2015: 7), ampliando, así, el entendimiento convencional de lo político.

      El investigador como sujeto político (cf: tesis:marco teórico)

    15. “Corresponder con el mundo —argumentan— no es describirlo o representarlo, sino responder a él” (Gatt e Ingold 2013: 144). De aquí surgen dos corolarios: primero, una transición de la etnografía como descripción a “una antropología a través del diseño como práctica de correspondencia” (p. 145). Segundo, que “el diseño, en este sentido, no transforma el mundo. Es, en cambio, parte del mundo que se transforma a sí mismo” (p. 146). Ya sea que consideremos esta concepción del diseño como meramente poética o como una respuesta válida de cómo el mundo funciona, esta propuesta ofrece elementos útiles para pensar cómo los diseñadores de orientación fenomenológica, al trabajar siguiendo al mundo a medida que este se despliega, podrían repensar preguntas tales como la improvisación, el habitar, y la formulación de cambios propositivos de forma no determinista. Pensar sobre el diseño en términos de correspondencia abre caminos para que la antropología cuestione su enfoque casi exclusivo en textos etnográficos y considere colaborar con los sujetos en sus proyectos de construcción de mundo. Retornaremos a esta noción en nuestra discusión del activismo para la transición y la autonomía en colaboración con comunidades subalternas
    16. “los diseñadores críticos contemporáneos, combinando la observación de estilo antropológico y la especulación sobre las prácticas sociales emergentes”, están desarrollando un estilo distintivo de conocimiento (Gunn et al., eds. 2013). Esta forma particular de hacer antropología y diseño está produciendo una variedad de nuevos métodos, como nuevos enfoques etnográficos para diseñar contextos que hacen posible el movimiento entre la acción y la reflexión; orientaciones de diseño participativo (Ehn et al., eds. 2014); preocupaciones teóricas, incluyendo la descolonización de la práctica del diseño (Tunstall 2013); y discusiones éticas sobre el papel de los valores en el diseño, centrado en los seres humanos.

      Las ecologías de saberes en diseño, en mi escrito, se refieren a esta forma de conocer desde el diseño, que se inspira en el prototipado y las técnicas etnográficas y de participación observante (cf observación participante) para desarrollar formas de saber propias, que suponen al investigador como sujeto político.

      Como ese escrito fue anterior a la lectura de este texto, valdría la pena hacer una nota sobre los lugares convergentes, de estos dos desarrollos/escritos paralelos, quizás en la introducción a la tesis.

    17. . Mediante el examen de la creación de prototipos como una compleja práctica cultural emergente y la introducción de una meta-reflexión sobre ‘los prototipos de la creación de prototipos’, este proyecto examinó, críticamente, la historicidad de esta práctica; además, destacó la productividad de una práctica de diseño basada en una lógica de experimentación, imaginación, orientación hacia el uso y colaboración que, argumenta, podría informar el trabajo antropológico de manera fructífera (

      La idea de meta-prototipado: prototipar la construcción de prototipos, implicaría el código fuente de las prácticas de prototipado y los prototipos mismos, como menciono en la primera parte de la tesis.

    18. Los nuevos métodos destacan la investigación en las fases iniciales del proceso, con el diseñador como facilitador y mediador más que como experto; conciben el diseño como eminentemente centrado en el usuario, participativo, colaborativo y radicalmente contextual; tratan de hacer inteligibles y cognoscibles los procesos y estructuras que nos rodean, para inducir en los usuarios un alfabetismo ecológico y de sistemas; etcétera. Por encima de todo, volviendo a la cuestión normativa, existe un intento por construir visiones culturales alternativas como motores de transformación social a través del diseño.

      Ver Teemu Leinonen.

    19. Un proceso ininterrumpido de reconstrucción convivencial es posible a condición de que el cuerpo social proteja el poder de las personas y de las colectividades para modificar y renovar sus estilos de vida, sus herramientas, su ambiente; dicho de otra forma, su poder para dar a la realidad un rostro nuevo [...] Estamos hablando de una sociedad que diversifica los modos de producción. Poner límites a la producción industrial tiene, para nosotros, el objetivo de liberar el futuro [...] Una sociedad congelada sería tan insoportable para el hombre como la sociedad de la aceleración: entre las dos se sitúa la sociedad de la innovación convivencial

      HackBo es una innovación convivencial en ese sentido, pues ha permitido que ocurra Grafoscopio y que, desde la práctica, efecitvamente hayamos cambiado nuestras herramientas y ellas nos hayan cambiado a nosotros y nos permitan reconfigurar futuros venideros a partir de los proyectos pendientes.

      Interesante lugar intermedio de lo convivial entre la congelación y el aceleracionismo.

    20. El punto de partida es, de nuevo, aparentemente sencillo: que cada comunidad practica el diseño de sí misma. Este fue, puede argumentarse, el caso en las comunidades tradicionales (que producían las normas con las que vivían sus vidas, en gran medida de forma endógena) y lo es, todavía en muchas comunidades, tanto en el Sur Global como en el Norte Global, que abordan el diseño de sí mismas frente a las manifestaciones de las crisis, cada vez más profundas, y la inescapable mediación tecno-económica de sus mundos.

      Esto se ha visto, específicamente, en el caso de Grafoscopio, el Data Week y HackBo y de nuevo habla del diálogo entre estructura y agencia.

    21. El diseño ontológico surge de una observación aparentemente simple: que al diseñar herramientas (objetos, estructuras, políticas, sistemas expertos, discursos, incluso narrativas) estamos creando formas de ser. Una idea clave en este sentido es lo que Anne Marie Willis ha llamado “el doble movimiento de diseño ontológico” (2006), a saber, la toma de conciencia de que diseñamos nuestro mundo y que, al hacerlo, nuestro mundo nos diseña —en pocas palabras, que el diseño diseña—

      Este texto está relacionado con la pregunta central de mi tesis, cómo cambiamos los artefactos que nos cambian, dualidad de la modificación recíproca entre comunidades y artefactos, es decir, que el diseño diseña.

      El marco teórico también se aproxima, desde la crítica a Jonas a la dualidad estructura agencia y la posibilidad humana de cambiar los artefactos e instituciones que nos humanizan de maneras particular, es decir de elegir otras formas de ser humano en y con el mundo.

    22. Sin embargo, las reflexiones sobre el diseño por parte de sus teóricos y practicantes en la última década,

      [...] El diseño, en suma, “se ha vuelto demasiado importante como para dejarlo en manos de los diseñadores” (Brown 2009: 8). Todo lo anterior requiere nuevos métodos, enfoques y formas de pensar —un nuevo “pensamiento de diseño” (Brown 2010; Cross 2011), no sólo una manera nueva de abordar la tarea en cuestión sino el mundo, más etnográfica y relacionalmente.

      Esta parte resuena mucho con la primera de mi tesis, respecto a lo ecológico, ubicuo y participativo del diseño.

    23. el metarrelato del ‘razonamiento abstracto’ del conocimiento ignora una característica muy importante de la producción de conocimiento que el pensamiento de diseño no olvida: el hecho de que la creación es siempre emergente, en los dos sentidos del término, es decir, auto-organizada y ‘alter-organizada’. Este último calificativo significa que el académico/diseñador también establece elementos y toma decisiones que permiten que la dinámica de auto-organización despegue y haga su trabajo.

      ¿Hasta qué punto el Data Week y las Data Rodas han permitido alter-organizaciones?

    1. . First, as has been underlined above, one needs to take into account both actors’ inward oriented and outward oriented communicative practices. In addition, it is understood that media representation today goes far beyond coverage by mainstream media as it relies on actors’ multi-layered media ensemble. Second, instead of arguing for a straightforward causal correlation between ‘media attention’ and social standing, this research reveals a more eclectic process: a spiral of legitimation that is based on the relation between the organization’s internal communicative figuration and the communicative figuration related to the public discourse around the political qualities of contemporary media technologies and infrastructures

      En el caso de HackBo, la comunicación "hacia adentro" ocurre principalmente en la forma de mensajería instantánea (Telegram) y la lista de correo comunitaria. Sin embargo la comunicación es ocasional y referida principalmente a asuntos operativos (pagar los servicios a arriendos) con uno que otro logro por parte de los miembros del espacio en sus logros individuales o dentro de pequeños grupos y no como todo un equipo. Se ha combinado un poco esas dos formas de comunicación, mencionando actividades del mes y recordando el pago de servicio.

      Otras iniciativas (DataSur, GIG) han intentando un boletín mensual de actividades, que sin embargo ha fallado y el uso de Discurse por parte de OKFN empezó con mucha actividad pero ha decaído. El foro de Manjaro (también basado en Discurse) logra una comunicación más fluida y ritmos comunitarios más visibles.

      Una labor de bootstrapping más adecuada podría ocurrir desde indicadores del pulso comunitario, basados en visualizaciones de datos sobre repositorios de código y bots que medien comunicaciones comunitarias. Tal vez unas gráficas que resuman y detonen ciertas actividades. Esto podría pasar en varias comunidades. Acá los chatbots serían importantes y ocurrirían en paralelo, pero debería iniciarse por estadísticas de las actividades que ya ocurren en la comunidad. Para el caso del Data Week podrían ser cosas como:

      • Más de 300 horas de aprendizaje y más de 70 personas formadas.
      • 40 personas en la de correo.
      • 21 personas en el canal de mensajería.
      • 3 Libros abiertos y reproducibles (con más de 400 páginas) (Manual de Grafoscopio, Manual de Periodismo de Datos, Pasos para una Biblioteca Digital de Bogotá).
      • Entradas al blog:
      • Artículos externos:
      • Trinos:
  4. Dec 2017
    1. actors increasingly invest human, technological and financial resources in ‘“being the media” instead of hating it’ (Cammaerts 2012: 125). The CCC is no exception in this regard. over the past two decades, Club members have initiated a reg-ular radio show (Chaosradio), podcasts (e.g. CRE and Alternativlos), accounts on both popular and alternative online platforms such as Twitter, Quitter and personal blogs, to name some of the more promi-nent examples. Instead of abandoning outward oriented channels such as the Chaosradio show or the Datenschleuder magazine, the Club inte-grates its ‘trans-media’ (Costanza-Chock 2014) efforts into a ‘media manifold’ (Couldry 2012), where one communicative practice does not necessarily substitute for the other, but plays a part in the Club’s overall media ensemble.

      Ser los medios en lugar de odiarlos es cercano a tradiciones desde el sur, donde medios masivos independientes nunca han sido fuertes, infraestructuras comunitarias se han desarrollado alineadas a las nociones de Indie Web. La presencia en redes sociales y otras plataformas ajenas no ha sido usada estratégicamente debido a la fuerte mirada anti-centralista entre los pocos miembros de la comunidad.

      Quizás esos caminos paralelos han creado un momento de convergencia adecuado ahora, específicamente a la luz de proyecto editorial venidero con Grafoscopio y las posibles estrategias transmedia.

    2. Right from the start the Club had close affiliations with the then newly founded alternative tageszeitung (‘daily newspaper’), commonly referred to as taz, one of the Club’s co-founders (Wau Holland) being a column-ist during the mid-1980s. In addition, the hacker organization has pub-lished its own Datenschleuder magazine since 1984 (still ongoing) and was very active in enlarging bulletin boards systems (BBS) in Germany throughout the 1980s. Consequently, the Club’s media ensemble relied on practices related to analogue and digital media and comprised both coverage by and access to news outlets

      Acá de nuevo el acceso a medios ha sido desde los individuos y no desde los espacios colectivos y/o las filiaciones a los mismos. En parte es por el solipsismo de los medios en Colombia y por extremismos en la configuración política de las infraestructuras para los mismos. En mi caso, por ejemplo, no veo por qué publicar en el portal de otros, cuando se puede publicar en el de uno y federar en los medios ajenos. Acotres individuales más flexibles respecto a las infraestructuras y obrando a nombre propio, se han posicionado mejor.

      La idea reciente sobre una editorial de código abierto, podría cambiar esto, ofreciendo voces individuales asociadas a colectivos, al mismo tiempo que mantiene el caracter político de la infraestructura. La implementación de dicho proyecto sin embargo está limitada en recursos temporales y económicos.

    3. a lower number of partici-pating members also meant a lower number of differing opinions; which, in turn, enabled the group to keep the frames of relevance more focused and to make decisions in a timely manner. Accordingly, performing direct digital action in the form of hacking was directly related to com-municative practices, as they later played an important role in relation to organizing, coordinating and executing the Club’s political project

      [...] This communicative figuration within the hacker organization formed the Club’s basis for executing well-orchestrated hacks, emphasizing that for the hacker organization media technologies and infrastructures are not simply instruments for acting politically but are political matters in themselves

      El tamaño pequeño de la comunidad y la recurrencia de algunos de sus miembros en los eventos tipo Data Week y Data Rodas nos ha dado una agilidad de acción/reacción similar, así como la madurez progresiva de las infraestructuras, lo cual se refleja en los cortos tiempos en los que asumimos proyectos relativamente más complejos, como el Manual de Periodismo de Datos y la hackatón de Biblioteca Digital de Bogotá, usando saberes, prácticas e infraestructuras desarrolladas en nuestros encuentros previos cara a cara y cristalizados progresivamente en las infraestructuras.

      La siguiente fase estará relacionada con diversificar los caminos recorridos por los asistentes a los encuentros para cristalizar sus saberes y aportar desde los mismos, con un currículo que incluya más prontamente los espectros de licenciamiento y uso de repositorios y documentación, además de los habituales temas de visualización de datos.

      A pesar del incremente de la agilidad, hay un desafío permanente respecto a la visibilidad y alcance de estas iniciativas.

    4. In other words, with the increasing relevance of practices related to media technologies and infra-structures for social arrangements in general, and for political engage-ments in particular, media technologies and infrastructures increasingly become sites of political struggle in their own right (Kubitschko 2017). It is in this context that scholarly interest in ‘hacker cultures’—owing to the diversity of hacker collectives the plural is essential—has grown considerably in the past decade. While governmental institutions and mainstream media often use ‘hacking’ as an umbrella term for com-puter-related crime, these depictions are contrasted with insightful research that highlights hackers’ interaction with contemporary political landscapes.

      Las infraestructuras constituyen territorios políticos.

  5. Nov 2017
    1. Makingrightsclaimsinorbysayinganddoing‘I,we,theyhavearightto’isnotfoundedinisolationorasifitsprangfromnowhere:citizensubjectsareoftenordinaryratherthanheroicsubjectswhohavestruggledtoarticulate,claim,andmaketheserightsthroughmultipleandoverlappinglegalorders.Thedisappearanceorabsenceofthefigureofacitizenthatwehaveinheritedandwhocanmakeclaimsto‘I,we,theyhavearightto’isnotsimplyapoliticsoftradition:itisalsoapoliticsofacitizentocome.
    2. Tothinkthatdigitalrightsincyberspacecanbeguaranteedandsecuredbyinscriptionincharters,declarations,andmanifestosofrightsistoneglectthatthedailyenactmentofrightsisanecessarybutnotsufficientguarantee.Conversely,tothinkthatthedailyenactmentofrightsincyberspaceistheguaranteeoffreedomistoneglectthatwithoutinscription,enactmentwouldnothaveitsperformativeforce.Beingdigitalcitizensrequiresstagingscenesofdissensusbyactingassubjectsthatdonothavetherightsthattheydoandhavetherightsthattheyshould.Themosteffectiveguaranteeofrightsisboththeirinscription(citation,repetition,anditerationindeclarations)andenactment(resignificationthroughacts).
    3. Thismaynotbestatedexplicitly,butthediscourseoninscribingdigitalrightsashumanrightsininternationalhumanrightslawoftenassumesthattheforceofsuchlawswillguaranteethatindividuals,states,corporations,andotherbodieswillperformthem.Thisassumptionfailstorecognizethathowpeopleexperiencebeingdigitalcitizensandhowtheyperformrightsbybringingthemintobeingthroughenactingthemselvesarethegroundsonwhichrightswillbeguaranteed.Howpeopleexperienceperformingrightsisthekeytounderstandinghowtheyinhabitthatspaceofrightsanddevelopapoliticalsubjectivitynecessarytomakingrightsclaims‘I,we,theyhavearightto’.Withoutsuchunderstandingandwithoutdevelopingconceptsandmethodsappropriatetosuchanunderstanding,mosteffortstoinscriberights,weareafraid,wouldremaininadequate,forthesewouldberightswithoutpoliticalsubjects.Conversely,thesamecanbesaidforthosewhoassumethattheenactmentofrights,ofimaginativelyandperformativelybringingrightsintobeing,wouldguaranteetheirinscription.Withoutunderstandingthelegalityofclaimsandtheirscopeorsubstance,suchenactmentswouldremaininadequate,too.Withouttheforceoflaw,thiswouldamounttosubjectswithoutpoliticalrights.Itisthatspacebetweeninscriptionandenactmentthatprovidescluestounderstandinghowdigitalcitizensareemergingaspoliticalsubjectsofoureraandthosewhosepoliticssidewitheitherinscriptionorenactmentaresomewhatmissingthesignificanceofthatrelation.

      Aún está pendiente ver cómo los temas de colectivos como RedPaTodos se cruzan con temas como los del Data Week y cuáles son los espacios para dichos cruces. Pueden lugares como la Biblioteca Pública Digital, Universidad, Institutos (como ISUR) y hackerspaces (como HackBo) favorecerlos?

    4. First,itisundecidablewhetheranactisindeedcapableofproducingasubjectthatitnames.Forthatreason,withoutguarantees,itmustbedoneregardlessofitsactualeffects,fortheeffectsofcitationanditerationareasmuchaboutbringingthepoliticalsubjectthusnamedintobeingasaboutmakinganattempttoremindourselvesthat‘I,we,theyhavearightto’mustbeperformed.Second,withoutnamingthepoliticalsubject,withoutcitinganditeratingyetagainthat‘I,we,theyhavearightto’,itseventualeffectwillnotbeaccomplished,thatis,bringingtheforceoflawintobeing.

      [...] Our argument is that bills, charters, declarations, and manifestos would have stronger imaginary force if they also derived their performative force from everyday acts through the Internet: how people uptake positions as citizens of cyberspace, how they respond to callings to participate in cyberspace, how they create openings for constituting themselves differently, how they struggle for and against closings, and how they make digital rights claims in or by performing digital acts.[85] They would also have more performative if not legal force if they arose from not only a universal commitment but also regional commitments to understanding how the figure of the citizen is being articulated differently in cyberspace and how this figure is essential for bringing the force of law into being. The most significant space for thinking about the politics of the Internet and the political subject it has given rise to—the digital citizen—is the space between the inscription of rights and their enactment.

      Hasta qué punto las criptodivisas y criptocontratos son una reiteración de este "yo, nosotros, ellos" y sus acuerdos a través de un algoritmo? La idea de inscribirse o excluirse son las únicas posibilidades. El resto de la política ocurre en repositorios de código y en "propuestas de mejora" técnicas.

      El caracter recurrente del Data Week es una manera de hacer enactivos los compromisos que nos juntan como comunidad. La página es un acto de enunciación que es reiterado a través del Data Week

    5. Rather,andthisisDerrida’sintervention,theactbringsthepeople,itspoliticalsubject,intobeingthroughtheact.Thepeopleadeclarationnamesdonotexist.Derridawrites,‘[People]donotexistasanentity,itdoesnotexist,beforethisdeclaration,notassuch.Ifitgivesbirthtoitself,asfreeandindependentsubject,aspossiblesigner,thiscanholdonlyintheactofthesignature.Thesignatureinventsthesigner.’

      [...] By bringing into play a chain of events, delegation, representation, naming, signature, and citations, a declaration enacts a signature that restores, by right, to political subjects their subjectivity.

      En este sentido, son Grafoscopio y el Data Week, quienes convocan a la comunidad alrededor de ellos mismos.

    6. Thissensibilityisalsoakeytounderstandinghowthesedeclarationsarecumulativelybringingapoliticalsubject,asyetunnamed,intobeing.

      Las declaraciones podrían a dialogar las fuerzas imaginarias, legales y performativas. Presuponen un principio en el cual el "ser es enunciado", en lugar de habitado o vivido, y habría que limitarlas en ese sentido, sin desconocer que parte de lo habitado y/o vivido, que puede ser enunciado, nos hermana en la condición humana y que otras cosas nos hermanan cuando las habitamos o vivimos juntos, así no las podamos enunciar.

    7. Wewanttoreadtheemergenceandtransformationsofthedigitalrightsmovementfromtheperspectiveofdigitalactsasoneofthenecessaryelementsformakingdigitalrightsclaims.Whethertheseactscumulativelyconstituteadigitalrightsmovementcomparabletoothersocialmovementswillconcernscholarsintheforeseeablefuture,andwecannotaddressthatquestionhere.Instead,wewanttogatherfromdisparateanddisperseddigitalactstherecognitionofadimlyemergingfigureasthesubjectofdigitalrights.Itistheemergenceofthisspecificpoliticalsubjectivityarounddigitalrightsandtheclaimsthroughwhichithasemerged—andtheopeningsandclosingsithasinstigated—thatformsthecentralquestionofthisbook.
    8. Colemanarguesthatbymostlycircumventingcopyrightlawswiththeircommitmenttothefreecirculationofintellectualproperty,hackerscontradicttheexistingliberalconceptionofintellectualpropertyastherighttoexcludeandcontrol.Yetbyadvancingvaluesofcivillibertiesandpromotingindividualautonomyand,aboveall,acommitmenttofreespeech,hackersarethemostardentpromotersofliberalvalues.Thus,forColeman,hackersoccupybothacentralandmarginal—wemightsayaparadoxical—placewithintheliberaltradition.

      [...] Coleman says that hackers ‘tend to value a set of liberal principles: freedom, privacy, and access.’ It is difficult for us to see freedom, privacy, and access as either values or principles, though they express certain values. From our point of view, things such as freedom, privacy, and access are rights, and, like all rights, they are born of social and political struggles, and these struggles both predate and are wider than what liberalism implies. Thus, we wonder whether it is possible to understand hacking cultures in ethical and aesthetic terms without also considering their broader politics. The joy (deep hack mode) that hackers experience in creating a collaborative culture by sharing their skills and talents is wonderful, but understanding the ways in which this joy can be assimilated into obedient, submissive, or subversive ways of being hackers requires a broader perspective.

  6. Oct 2017
    1. TheethicaldimensionbecomesevenclearerwhenAssangesays,‘Thosewhoarerepeatedlypassiveinthefaceofinjusticesoonfindtheircharactercorrodedintoservility.’[33]Toputitinourwords,citizensubjects,preciselybecauseoftheircapacitytojudge,arenotmerelyobedient(orservile)butalsosubversive.Thisisbecausesubmissiontoconventionsrequiresusingjudgementonthetermsofsubmission.Althoughthecitizensubjectsubmitstoconventions,becauseofthiscapacity,thecallofsubversiontoruptureaconventionalwaysretainsitsforce.Assangeclearlyappealsheretoanaspectofjournalisticethics—bearingwitness—butheresignifiesitpoliticallybyidentifyingitasacalltoact.ThedebateoverwhetherWikiLeaksisaplatformforjournalismorwhistle-blowingoverlooksthatitprimarilyenableswitnessing—thattheworldmayknow(differently).Itisoftenarguedthatsuchwhistle-blowingexposesclassifiedsecretsandendangerstheintelligenceworkofthestate.Butwhatwhistle-blowingexposesisthattherearethosewhofinditintolerabletowitnessabusesandmisusesofauthorityandnotsharethem.Ifbankersdeceive,soldiersmassacre,agenciessnoop,anddiplomatslie,citizenshavetherighttoknowthat.Citizenshavearighttoknowwhatstateandcorporateauthoritiesaredoingin,andoftenwith,theirname.WikiLeaksandwhistle-blowingingeneralareessentiallyclaimingthisrighttoknow.

      [...] Their primary orientation is not towards the ethics of a profession but the right to witness and share acts of injustice

      Vincular lo ético a lo político a través de la plataforma. Queda la pregunta aún de si hay alguna agenda oculta en el proceso curatorial de Wikileaks. Aplica el derecho a saber también a ellos en la medida en que son agentes de extremo poder?

      Un ejemplo de atestiguar y compartir frente a la injusticia reciente: https://twitter.com/angelamrobledo/status/923306719891066885

    2. differentplatformsproducedifferentsociotechnicalarrangements—rules,norms,procedures,protocols,code,andalgorithms—inordertocreateaneffectivepresentationfortheirusers.Thesearrangements,orwhatwecallconventions,accomplishnotonlyasenseoffairnessbutalsostronghierarchiesthroughwhichnewsisproduced.[19]Thereisnoreasontobelievethattheseplatformsfeatureflathierarchiesorsmoothspacesofdialogue;rather,theyarehierarchicalandstriated.Theissuesofstatusandgatekeepingareasprominentintheseplatformsastheyareelsewhere.

      Thus, there is also no reason to think that citizen journalism—at least as it is practiced in these platforms—is intrinsically counterhegemonic. Rather, we would investigate the rationalities of these conventions, the way they are taken up by subjects in obedient, submissive, and subversive ways, and the effects they produce.

      Para el caso de nuestras infraestructuras de bolsillo, que alientan prácticas de apropiación (vía la el código) y bifurcación (vía los repositorios de código fuente), dichas racionalidades distintas materializan en infraestructuras y herramientas diferentes.

      ¿Cómo podemos hacer que ciertas plataformas, las prácticas y los ethos de las mismas sean más visibles y ampliamente utilizadas? Para el caso de Grafoscopio, esto podría tener que ver con facilitar el proceso de instalación (lo cual llevaría a temas como vigilar que el crecimiento de la comunidad tenga estrategias para satisfacer sus demandas). Esos lugares alternativos deberían entrar en diálogo con los más hegemónicos, y en ese sentido la viralidad puede ser una estrategia, como en el caso de los Data Selfies.

      En ese diálogo entre lo alternativo y lo hegemónico, cómo en particular interpelar lugares de investigación como la academia y los periodísticos?

    3. ‘citizenjournalismunderstandspeopleashavingpoliticalroles,interestsandrelationships,andasactivelyinterestedinsharingnewstheydeemrelevant.Itunderstands,orperhapsintuits,thataknee-jerkdefinitionofallformsofjournalismasacquiringanddistributinginformationmissesthepoint.’

      La ventaja de términos neutralizantes como "datos" es que permiten convocar públicos distintos, sin pensar en su condición de profesional o amateur, o la disciplina particular desde la que se vinculan a los datos. Esta por ejemplo, es una ventaja que se aprecia en eventos locales, como "Datos y Guaros", si bien también hay que atravesar las diferencias entre las formas de actuar y comprender de cada uno de los lugares desde donde se proviene.

    4. BoletteBlaagaard,forexample,arguesthatthecontributionofcitizenjournalismhasbeentochallengetheostensibleobjectivityofprofessionaljournalism.[4]Shearguesthatincreatingajournalisticobjectivity,professionaljournalismportrayedaknowingsubjectthatisdetached,unemotional,neutral,unbiased,andindependent.Bycontrast,citizenjournalism’scontributionhasbeentodemonstratethatpassionate,attached,affective,andbiasedyetfairreportingcanresultfromjournalisticsubjectivity

      [...] ‘[O]nce we acknowledge the social construction of news, why should we then reject alternative journalism simply because it is not subject to the same normative and epistemological limits of mainstream journalism?’

      Esta también es la postura de la tesis. El rigor no tiene que ver con la "neutralidad", sino con la trazabilidad y transparencia, a pesar de que supone una postura apasionada y políticamente comprometida del investigador.

    5. ‘takethecurrenttechnologicallandscapeasgiven.’[75]Instead,shecallsformechanismsthatpreserve‘roomfortheactsoftacticalevasionandsituatedcreativity’thatallowcitizensubjectsto‘tinker,repurpose,andadapt’andpush‘againstthosestructures,sometimesconformingtothemandsometimesfindingwaystoworkaroundthem.’[76]CitingJonathanZittrain,Cohennoteshisprincipleofthe‘generativity’oftechnologies,whichreferstothecapacityofatechnologytoallowitsuserstotinker,revise,andmakenewthingsthatwereneveranticipatedbytheirdesigners
    6. Thatis,notwithstandingwhatwehavestatedaboveinregardtonormalization,itiswrongtoconfinetheconsequencesofplatformstotheactionsoftheirdesignersandtechnologies;instead,theirperformativeforcespringsfromtheactionsofcitizensubjects.

      Qué pasa si una plataforma hace explícito su caracter modificable y bifurcable? En el caso de Pharo y otros metasistemas, dicha explicitación requiere la apropiación de nuevos dominios simbólicos (OOP) y está mediada por la posibilidad de convencer a una comunidad de usuarios de emplear las modificaciones creadas, por ejemplo Grafoscopio. Es decir acá juegan también las convenciones sociales y su ruptura, además de las plataformas mismas.

    7. Bynotonlyciting,repeating,anditeratingbutalsoresignifying,citizensubjectscan,andasweshallseeinchapter6indeeddo,breakconventionsandtakeresponsibility.Criticssuchasthosecitedaboveoftenslipintodeterministandstructuralistaccountsoftheworkingsofplatformsbyinferringthatusersaredeceivedandunwittinglysubmittotheresultsofsearchqueries,newsfeeds,ortrendsandthattheseareforces‘shaping’themandsocieties.

      Es decir que la pregunta de investigación de la tesis está en diálogo con la formas de ser ciudadano en la medida en que no se asume un determinismo tecnológico, sino se presume, de entrada, que podemos cambiar las tecnologías que nos cambian y por tanto somos agentes de dicho cambio.

    8. Soifopennessisanimaginarythatcallsuponcitizensubjectstoparticipate,thenclosingsseektofurtherconfiguretheactionsthroughwhichparticipationisdone.Butthisisneversettled.Thetworemainintension.

      En la medida en que leo y tengo que combinar distintas tecnologías para hacerlo (Docear, Linux, Hypothesis), principalmente porque ellas no se integran bien entre sí, pienso en cómo Grafoscopio soportaría estas formas de lectura integrada. Quizás asumiendo el papel de Docear, implementando funcionalidades de mapas mentales, extendíendose hacia los mapas argumentativos y comunicándose con Hypothesis para leer la tabla de contenido, hacer lecturas anotadas y visualizaciones de datos de lo leído.

      Avanzar en esta línea me distraería de la escritura de la tesis misma, por lo que estas características serían implementadas y exploradas de manera orgánica, desde las que más fácilmente se integran al cotidiano (ejp: visualizar datos de lecturas), hacia las más demandantes/esotéricas (reemplazar Docear).

      La pregunta por cómo cambiamos los artefactos digitales que nos cambian ha permeado el cotidiano no sólo desde sus posibilidades teóricas, sino desde sus implementaciones prácticas, ahora que cuento con un artefacto prototipo para dichos cambios.

    9. Popularlyknownasthe‘quantifiedself’,datatracesproduceacompulsiontonotonlyself-trackbutsharethisdatasothatsubjectscanmonitorthemselvesinrelationtoothersbutalsocontributetoresearchon,forexample,healthconditions.Ironically,whilegovernmentprogrammesforsharinghealthdatahavebeenscuppered,thesharingofhealthinformationthroughprivateorganizationssuchas23andMe(DNAprofilingofmorethan700,000members)andPatientsLikeMe(healthconditionsofmorethan250,000members)areproliferatingandpromotingdatasharingforthepublicgoodofadvancingmedicine.[62]Governmentsandcorporationsalikecalluponcitizensubjectstosharedataaboutthemselvesasanactofcommongood.Throughdisciplinarymethodstheycompelcitizensubjectstoconstitutethemselvesasdatasubjectsratherthanmakingrightsclaimsabouttheownershipofdatathattheyproduce.

      Hay simplemente datos que no registramos y tenemos la tendencia dejar una sobra digital pequeña en lugar de una grande. Los data selfies son maneras de reapropiar las narrativas sobre los datos y pensarnos de otras maneras desde ellos, en lugar de dejar esas lecturas sólo a quienes nos mercantilizan.

    10. Howcanthecallingtoparticipatethatwehaveidentifiedproducedigitalcitizenswhoseactsexceedtheirintentions?Toputitdifferently,atensionexistsbetweenthewaysinwhichthefigureofthedigitalcitizenisconceivedinhegemonicimaginariesandlegaldiscoursesandhowsheisperformativelycomingintobeingthroughactionsthatequiphertobeacitizeninwaysthatarenotacknowledgedoralwaysintended.
    11. Theempoweringpossibilitiesofaccessingandworkingwithdataalsounderpin‘opengovernmentdata’programmes.Opennessisextendedtomakinggovernmenttransparentthroughapublicrighttodataandfreedomtoinformation,aversionthatisalsoadvancedbycivicorganizationssuchasmySociety.[19]Thesecallforthanimaginaryofcitizensasdataanalystsequippedwiththeskillsnecessarytoanalysetheircommercialtransactionsandthusmakebetterdecisionsortoanalysethetransactionsofgovernmentsandthusholdthemtoaccount.

      Agregar la gráfica de la manera en la cual se puede hacer al gobierno:

      http://mutabit.com/repos.fossil/grafoscopio/doc/tip/Docs/Es/Presentaciones/AbreLatam2016/index-13.html

    12. ForHalfordandSavage,whetherliberatingordividing,cyberspace(orwhattheyrefertoasthe‘Web’)isalwaysconsideredasanalreadygivenspace,anditssubjectsareseparate,independent,andpreformedratherthanperformed.Ratherthanassumingthat‘pre-formedsocialgroups“use”(ordon’tuse)technologies’,theyidentifya‘morecomplexprocessofmutualinteractionandstabilisation’wheredigitaltechnologiesarenotseparatedfromsocialprocessesbutinsteadinvolvedinconstitutingsubjectsindiverseandpervasiveways.[16]Inotherwords,theyadvancethattheWebisnotindependentfromtheactionsofsubjects.

      [...] What they identify as complex social processes between digital technologies and the formation of subjects, we specify as the digital acts through which citizen subjects are called upon by legality, performativity, and imaginary.

    13. Thisindividualisautonomousnotbecauseitisseparateorindependentfromsocietybutasitsproductretainsthecapabilitytoquestionitsowninstitution.Castoriadissaysthatthisnewtypeofbeingiscapableofcallingintoquestiontheverylawsofitsexistenceandhascreatedthepossibilityofbothdeliberationandpoliticalaction.

      Esta parte se conecta con Fuchs y la dualidad agencia estructura

    14. ‘Theforceoftheperformativeisthusnotinheritedfrompriorusage,butissuesforthpreciselyfromitsbreakwithanyandallpriorusage.Thatbreak,thatforceofrupture,istheforceoftheperformative,beyondallquestionoftruthormeaning.’[22]Forpoliticalsubjectivity,‘performativitycanworkinpreciselysuchcounter-hegemonicways.Thatmomentinwhichaspeechactwithoutpriorauthorizationneverthelessassumesauthorizationinthecourseofitsperformancemayanticipateandinstatealteredcontextsforitsfuturereception.’[23]Toconceiveruptureasasystemicortotalupheavalwouldbefutile.Rather,ruptureisamomentwherethefuturebreaksthroughintothepresent.[24]Itisthatmomentwhereitbecomespossibletodosomethingdifferentinorbysayingsomethingdifferent.

      Acá los actos futuros guían la acción presente y le dan permiso de ocurrir. Del mismo modo como el derecho a ser olvidado es un derecho futuro imaginado que irrumpe en la legislación presente, pensar un retrato de datos o campañas políticas donde éstos sean importantes, le da forma al activismo presente.

      La idea clave acá es hacer algo diferente, que ha sido el principio tras Grafoscopio y el Data Week, desde sus apuestas particulares de futuro, que en buena medida es discontinuo con las prácticas del presente, tanto ciudadanas, cono de alfabetismos y usos populares de la tecnología.

  7. Sep 2017
    1. Itistritetosay,butbeinganAmericancitizeninNewYorkisdifferentfrombeinganIraniancitizeninTehranandnotequivalentregardlessofhumanrightsconventions.Second,theboundariesofwhatissayableanddoableandthustheperformativityofbeingcitizensareradicallydifferentin,say,TunisandMadrid.Finally,theimaginaryforceofactingasacitizeninAthenshasaradicallydifferenthistorythanithas,say,inIstanbul.ThesecomplexitiesanddifferentiationscometomakeahugedifferenceinhowcitizensubjectsuptakecertainpossibilitiesandactandorganizethemselvesthroughtheInternet.

      Hay ejercicios conviviales, vinculados al territorio, pero no confinados por las leyes particulares del país, en lo referido a la creación de software libre y contenidos abiertos. Sin embargo, la fuerza del estado se hace presente en casos como los de Basil, donde su activismo lo llevo a la muerte.

    2. Afourthgroup,inwhichFuchsseeshimself,arguesthattheobjectiveconditionsthatledpeopletoprotestfoundmechanismsforexpressingsubjectivepositions,therebyhelpingorganizetheseprotests.[83]ByemphasizingadifferencebetweentheInternetingeneralandsocialmedia,FuchsidentifiesthreedimensionsofInternetusage,especiallybytheOccupymovement:buildingasharedimaginaryofthemovement,communicatingitsideastotheworldoutside,andengaginginintensecollaboration.[84]Fuchsalsohelpfullydevelopsamuchwiderlistofplatformsusedbythemovementratherthandumpingthemallintoanall-encompassingcategoryof‘socialmedia’.

      Ver https://hyp.is/R5PndKU_EeeMGeOQsHFMbw. Es el mismo Fuchs de mi marco teórico?

    3. Althoughalloftheseprotestswerestagedwithinrelativelythesameperiod,thereweresignificantdifferences,asonewouldexpect,forthereasons,methods,reactions,andeffectsoftheseacts.Yetitisfairtosaythattheyallsharedtwoqualities:alltheseactswerestagedinsquaresandstreetsandwerevaryinglyenactedthroughtheInternet.[81]Thishasresultedinnumerousinterpretationsoftherelationbetweenthetwo:squaresandsocialmedia.ItisquiteunfortunateattheoutsetthattheinterpretivedebatesabouttheimportanceoftheInternetinthestagingoftheseactshavebeenframedintermsof‘socialmedia’.

      El vínculo entre la plaza pública y las redes sociales populares, es efectivamente desafortunado, pues estas últimas se parecen más a centros comerciales, que a plazas públicas. Puede ĺa plaza pública reconfigurar las redes sociales en espacios como Ocuppy y 15M, donde hay largas acampadas que reconfigurarías las prácticas respecto a los artefactos virtuales que ayudaron a articular los encuentros presenciales?

    4. Havingrecognizedthatspaceexistsinvariousregisters,scholarsalsostudysuchspacesascultural,social,legal,economic,orpoliticalspaces.Theirassumptionisnotthatsuchspacesexistasseparateandindependentfromspacespeopleinhabit,buttheseareanalyticalmeanstoconcentrateonasubsetofrelationsthatconstitutesuchspacesfordeeperunderstandingofhowpeopleinhabit,say,aculturalspace,whichissimultaneouslyyetasynchronouslyaconceived,perceived,andlivedspace.

      La descripción de los espacios hacker y maker podría conectarse con esta descripción.

    5. Deleuzethinksthat,bycontrast,incontrolsocieties‘thekeythingisnolongerasignatureornumberbutacode:codesarepasswords,whereasdisciplinarysocietiesareruled...byprecepts.’[67]Heobservesthat‘thedigitallanguageofcontrolismadeupofcodesindicatingwhetheraccesstosomeinformationshouldbeallowedordenied.’[68]ForDeleuze,controlsocietiesfunctionwithanewgenerationofmachinesandwithinformationtechnologyandcomputers.Forcontrolsocieties,‘thepassivedangerisnoiseandtheactive[dangersare]piracyandviralcontamination.

      [...] For Deleuze, ‘[i]t’s true that, even before control societies are fully in place, forms of delinquency or resistance (two different things) are also appearing. Computer piracy and viruses, for example, will replace strikes and what the nineteenth century called “sabotage” (“clogging” the machinery).’

      Otras formas de contestación pueden referirse a la creación de narrativas alternativas usando las mismas herramientas que crean las estructuras de control.

    6. Thespacesthatsovereignpowerproducescorrespondtosuchstrategiesandtechnologiesofexclusion:expulsion,prohibition,banishment,eviction,exile,anddeportationaresuchexamples.Bycontrast,beingasubjectofpowermobilizesstrategiesandtechnologiesofdiscipline,whichrequiresubmissionbutopenuppossibilitiesofsubversion.Thespacesthatdisciplinarypowerproducesareappropriatetosuchstrategiesandtechnologiesofdiscipline:asylums,camps,andbarracksbutalsohospitals,prisons,schools,andmuseumsasspacesofconfinement.Eachofthesespacesisaspaceofcontestation,competitiveandsocialstrugglesinandthroughwhichcertainformsofknowledgeareproducedinenunciationsthatperformsubjects.Neitherspacesofexclusionnorspacesofdisciplinearestaticorcontainerspaces.Theyaredynamicandrelationalspaces.Thereareno‘physical’spacesseparatefrompowerrelationsandnopowerrelationsthatarenotembeddedinspatializingstrategiesandtechnologiesofpower.

      La idea de un hackerspace como un tercer espacio, donde se juegan dinámicas de poder, como en todos, pero éste es transitorio, meritocrático, contestable, incluso a pesar de la falta de estructura evidente del mismo espacio. Como otros espacios, dicha contestación requiere saber los rituales del espacio y sus lenguajes. Tal contestación no tiene por qué tomar una forma confrontacional y puede ocurrir simplemente a través de la creación de alianzas transitorias y comunidades de práctica que eligen unas tecnologías y no otras. Incluso, prácticas como el Data Week dan la posibilidad de contestar esta práctica particular, al explicitar los saberes y materialidades que la constituyen.

    7. WhatwefindinLyotard—albeitinincipientform—isthatratherthanconceivingaseparateandindependentspace,thepointistorecognizethatpowerrelationsincontemporarysocietiesarebeingincreasinglymediatedandconstitutedthroughcomputernetworksthateventuallycametobeknownastheInternet.
    8. TheanathemaforLessigisthelossofthisfreedomincyberspace.Inrealspace,governingpeoplerequiresinducingthemtoactincertainways,butinthelastinstance,peoplehadthechoicetoactthiswayorthatway.Bycontrast,incyberspaceconductisgovernedbycode,whichtakesawaythatchoice.Incyberspace,‘iftheregulatorwantstoinduceacertainbehavior,sheneednotthreaten,orcajole,toinspirethechange.Sheneedonlychangethecode—thesoftwarethatdefinesthetermsuponwhichtheindividualgainsaccesstothesystem,orusesassetsonthesystem.’[37]Thisisbecause‘codeisanefficientmeansofregulation.Butitsperfectionmakesitsomethingdifferent.Oneobeystheselawsascodenotbecauseoneshould;oneobeystheselawsascodebecauseonecandonothingelse.Thereisnochoiceaboutwhethertoyieldtothedemandforapassword;onecompliesifonewantstoenterthesystem.Inthewellimplementedsystem,thereisnocivildisobedience.’[38]WhatLessigsuggestsisthatcyberspaceisnotonlyseparateandindependentbutconstitutesanewmodeofpower.Youconstituteyourselfasasubjectofpowerbysubmittingtocode.

      En este caso particular la bifurcación es política a través del código, porque otros lugares del ciberespacio pueden ser creados ejerciendo este poder de bifurcar, si se entienden los códigos.

      En una charla de 2008, con Jose David Cuartas, le mencionaba cómo las libertades del software libre son teóricas, si no se entiende el código fuente de dicho software (las instrucciones con las que opera y se construye). Las prácticas alrededor del código, asi como los entornos físicos, comunitarios, simbólico y computacionales, donde dichas prácticas se dan, son importantes para alentar (o no) estas comprensiones y en últimas permitir que otros códigos den la posibilidad del disenso y de construir lugares distintos. De ahí que las infraestructuras de bolsillo sean importantes, pues estas disminuyen los costos de bifuración y construcción desde la diferencia.

    9. Wehaveidentifiedthisasthecontradictionbetweensubmissionandsubversionorconsentanddissent.JacquesRancièrecapturesthisasdissensus.[27]Wewillreturntodissensusinchapter7.Second,whilearticulatingaparticulardemand(forinclusion,recognition),performingcitizenshipenactsauniversalrighttoclaimrights.Thisisthecontradictionbetweentheuniversalismandparticularismofcitizenship.

      Estos reclamos por el reconocimiento han tomado diferentes formas en las prácticas del Data Week. ¿Quiénes son nuestros supuestos interlocutores? ¿Por quién queremos ser reconocidos desde nuestras prácticas alternas? Yo diría que se trata de algún tipo de configuración insitucional: empresa, academía y sobre todo gobierno, pues si bien no todos estamos en los dos primeros lugares, si es cierto que todos habitamos el territorio colombiano. Uno de los esfuerzos de la Gobernatón, por ejemplo, fue pensar una manera de reparto más equitativo de los recursos públicos entre comunidades de base diversas y no sólo en aquellas enagenadas por el discurso de la innovación.

    10. ‘wemakerightsclaimstocriticizepracticeswefindobjectionable,toshedlightoninjustice,tolimitthepowerofgovernment,andtodemandstateaccountabilityandintervention.’

      Puede esta performatividad construir alternativas en las que no está el estado, en lugar de contraponerse a él o cuestionarlo? Qué otras configuraciones de gobernanza son posibles?

    11. Ifmakingrightsclaimsisperformative,itfollowsthattheserightsareneitherfixednorguaranteed:theyneedtoberepeatedlyperformed.Theircomingintobeingandremainingeffectiverequiresperformativity.Theperformativeforceofcitizenshipremindsusthatthefigureofthecitizenhastobebroughtintobeingrepeatedlythroughacts(repertoires,declarations,andproclamations)andconventions(rituals,customs,practices,traditions,laws,institutions,technologies,andprotocols).Withouttheperformanceofrights,thefigureofthecitizenwouldmerelyexistintheoryandwouldhavenomeaningindemocraticpolitics.
    12. Therightsthatthecitizenholdsarenottherightsofanalready-existingsovereignsubjectbuttherightsofafigurewhosubmitstoauthorityinthenameofthoserightsandactstocallintoquestionitsterms.Thisistheinescapableandinheritedcontradictionbetweensubmissionandsubversionofthefigureofthecitizenthatcanbeexpressedinaparadoxicalphrase:submissionasfreedom.

      submission as freedom.

      Ser sujeto de derechos en un estado (someterse al poder del mismo), implica también la posibilidad de sublevarse y pensar en otras formas de ciudadanía.

    13. asubjectisacompositeofmultipleforces,identifications,affiliations,andassociations.Thesubjectisdividedbytheseelementsratherthanbytraditionandmodernity.Italsoassertsthatasubjectisasiteofmultipleformsofpower(sovereign,disciplinary,control)thatembodiescompositedispositions(obedience,submission,subversion).
    14. Givenitspervasivenessandomnipresence,avoidingorshunningcyberspaceisasdystopianasquittingsocialspace;itisalsocertainthatconductingourselvesincyberspacerequires,asmanyactivistsandscholarshavewarned,intensecriticalvigilance.Sincetherecannotbegenericoruniversalanswerstohowweconductourselves,moreorlesseveryincipientorexistingpoliticalsubjectneedstoaskinwhatwaysitisbeingcalleduponandsubjectifiedthroughcyberspace.Inotherwords,toreturnagaintotheconceptualapparatusofthisbook,thekindsofcitizensubjectscyberspacecultivatesarenothomogenousanduniversalbutfragmented,multiple,andagonistic.Atthesametime,thefigureofacitizenyettocomeisnotinevitable;whilecyberspaceisafragileandprecariousspace,italsoaffordsopenings,momentswhenthinking,speaking,andactingdifferentlybecomepossiblebychallengingandresignifyingitsconventions.Thesearethemomentsthatwehighlighttoarguethatdigitalrightsarenotonlyaprojectofinscriptionsbutalsoenactment.

      ¿A qué somos llamados y cómo respondemos a ello? Esta pregunta ha sido parte tácita de lo que hacemos en el Data Week.

    15. digitalactsresignifyfourpoliticalquestionsabouttheInternet

      anonymity, extensity, traceability, and velocity.

      El primero y el tercero ha estado permanentemente en el discurso de colectivos a los que he estado vinculado (RedPaTodos, HackBo, Grafoscopio, etc)

    16. Wearguethatmakingrightsclaimsinvolvesnotonlyperformativebutalsolegalandimaginaryforces.Wethenarguethatdigitalactsinvolveconventionsthatincludenotonlywordsbutalsoimagesandsoundsandvariousactionssuchasliking,coding,clicking,downloading,sorting,blocking,andquerying.
    17. WedevelopourapproachtobeingdigitalcitizensbydrawingonMichelFoucaulttoarguethatsubjectsbecomecitizensthroughvariousprocessesofsubjectivationthatinvolverelationsbetweenbodiesandthingsthatconstitutethemassubjectsofpower.WefocusonhowpeopleenactthemselvesassubjectsofpowerthroughtheInternetandatthesametimebringcyberspaceintobeing.Wepositionthisunderstandingofsubjectivationagainstthatofinterpellation,whichassumesthatsubjectsarealwaysandalreadyformedandinhabitedbyexternalforces.Rather,wearguethatcitizensubjectsaresummonedandcalledupontoactthroughtheInternetand,assubjectsofpower,respondbyenactingthemselvesnotonlywithobedienceandsubmissionbutalsosubversion.
    18. Soratherthandefiningdigitalcitizensnarrowlyas‘thosewhohavetheabilitytoread,write,comprehend,andnavigatetextualinformationonlineandwhohaveaccesstoaffordablebroadband’or‘activecitizensonline’oreven‘Internetactivists’,weunderstanddigitalcitizensasthosewhomakedigitalrightsclaims,whichwewillelaborateinchapter2.

      Estas definiciones instrumentales de ciudadanía se presentaban en proyectos del gobierno orientados al desarrollo instrumental de competencias computacionales (particularmente en la ofimática) y no en clave de derechos. Un lenguaje desde los derechos, podría no estar vinculado a la idea de estado nación.

    19. Butthefigureofcyberspaceisalsoabsentincitizenship

      -> But the figure of cyberspace is also absent in citizenship studies as scholars have yet to find a way to conceive of the figure of the citizen beyond its modern configuration as a member of the nation-state. Consequently, when the acts of subjects traverse so many borders and involve a multiplicity of legal orders, identifying this political subject as a citizen becomes a fundamental challenge. So far, describing this traversing political subject as a global citizen or cosmopolitan citizen has proved difficult if not contentious.

      Ver: https://hyp.is/6bnriqSPEeeYN7sZXlOCNg

    20. First,bybringingthepoliticalsubjecttothecentreofconcern,weinterferewithdeterministanalysesoftheInternetandhyperbolicassertionsaboutitsimpactthatimaginesubjectsaspassivedatasubjects.Instead,weattendtohowpoliticalsubjectivitiesarealwaysperformedinrelationtosociotechnicalarrangementstothenthinkabouthowtheyarebroughtintobeingthroughtheInternet.[13]WealsointerferewithlibertariananalysesoftheInternetandtheirhyperbolicassertionsofsovereignsubjects.Wecontendthatifweshiftouranalysisfromhowwearebeing‘controlled’(asbothdeterministandlibertarianviewsagree)tothecomplexitiesof‘acting’—byforegroundingcitizensubjectsnotinisolationbutinrelationtothearrangementsofwhichtheyareapart—wecanidentifywaysofbeingnotsimplyobedientandsubmissivebutalsosubversive.Whileusuallyreservedforhigh-profilehacktivistsandwhistle-blowers,weask,howdosubjectsactinwaysthattransgresstheexpectationsofandgobeyondspecificconventionsandindoingsomakerightsclaimsabouthowtoconductthemselvesasdigitalcitizens

      La idea de que estamos imbrincados en arreglos socio técnicos y que ellos son deconstriuidos, estirados y deconstruidos por los hackers a través de su quehacer material también implica que existe una conexión entre la forma en que los hackers deconstruyen la tecnología y la forma en que se configuran las ciudadanías mediadas por dichos arreglos sociotécnicos.

    1. Like other social spaces that sociologists study, cyberspace is not designed and arranged and then experienced by passive subjects. Like the physical spaces of cities that geographers have long studied, it is a space that is bought into being by citizen subjects who act in ways that submit to but also at the same time go beyond and transgress the conventions of the Internet. In doing so they are not simply obedient and submissive but also subversive and participate in the making of and rights claims to cyberspace through their digital acts.

      Interesante la idea de construir mapas de esas cibergeografías. Esta podría ser la cita para el capítulo de visualizaciones.

    1. democratization of hacking itself. This claim, however, threatens to unrealistically situate hackerspaces as paragons of learning and overly central to hacker culture at large, and democracy as a panacea. As discussed, GeekSpace was not without exclusion that operated in spite of its official ideology. Further, GeekSpace was constantly being re-built around individual conflicts, organizational collaborations, and cultural shifts. Returning to revisit the question of collectivity itself, the emphasis of the collective is on maximizing perceptions of individual agency through material and social encounters. This harkens back to Thomas' (2011) observation that "collectives provide tools for the unique and individual expression of identity within the collective itself'' (p. 2) and is why "community," which works quite oppositely, is likely the wrong form of social structure at work. HMSs provide a context for a negotiated sociality -sometimes warm conversations, frequently simply co-working. This provides a physical example of Turkle's (1985) observation that, online, "hacker culture is a culture of loners who are never alone" (p. 196). The failure of the first incarnation of GeekSpace was, in the eyes of members, an abundance of socialization.

      Esta preferencia por la soledad también se ha visto en HackBo, así como la tensión entre lo individual y lo colectivo. Los proyectos hacen que el hackerspace funcione, pero no está claro como lo proyectan más allá de su estado actual, particularmente en lo que se refiere a ayudar a su sostenibilidad en el tiempo.

      La existencia de un hackerspace no democratiza la noción de hacking, a pesar de hacerla cotidiana. La democracia, de hecho no es cotidiana, si se piensa que cristaliza sólo cada 4 años con las votaciones y de resto consiste en la queja generalizada sobre lo que hacen los gobernantes, sin vigilancia, ni control por parte de los ciudadanos. Nuevas formas de ciudadanía podrían ser articuladas en espacios como estos, desde el cotidiano.

    2. Hacker and maker represented not so much discrete categories as fluid identities that emerged by on mode of work, personal history, and comfort with cultural alignment. This cozy relationship troubles easy stereotypes of hacking as related to scientific rationality and making to felt experience. For example, as Lingel and Regan (2014) observe, the experiences of software developers can be both highly rational and deeply embodied, resulting in their thinking about coding as process, embodiment, and community. The thrill or pleasure of hacking being linked simply to transgression or satisfaction of completing a difficult job seems lacking (Taylor, 1999; Turkle, 1984). From the side of craft, Daniella Rosner (2012) draws a historic connection to the humble bookbindery as a material-workspace collaboration and site of personalized routines and encounters with tools that lead to complex collaborations. These ethnographies take into account passions and relative definitions of technology that are often neglected in organizational studies. Thus, these inroads to informal learning could be mutually informed by Leonardi's (2011) notion of imbrication, where material and individual agencies are negotiated through routines over time.
    3. The "doing it together" instinct in HMSs may be one precipitated out around projects. Cognitive, classroom-based definitions of project-based learning tend to be formulaic (Blumenfeld et al., 1991). By comparison, the colloquial definition of project can be handily ambiguous about what is under construction. A project can be artistic, technical, or culinary (in the case of "food hacking"). It can be related to one's occupation, entirely recreational, or part of a movement from one to the other.

      En el caso de HackBo, la meritocracia establecía jerarquías transitorias respecto a los proyectos que se realizaban y dependiendo de ello las personas con más experiencia en el campo guiaban el quehacer de los otros. La transición de un proyecto a otro se daba, pero también una vez se exploraban dichos proyectos, se podía establecerse en uno principalmente, como fue el caso de Grafoscopio y la visualización de datos.

    4. A physical workshop, then, helped reconcile often highly individualistic and introverted personalities to pursue collaborative learning together. The community nature of the space meant that it was easy to drop by, and relationships often developed between members. However, GeekSpace was initially populated by members often in technical professions and used as a "social club" to blow off steam, play foosball, and drink. The learning that occurred there was mainly self-education and listening to the occasional guest speaker. In retrospect, members, particularly those not coming from technical backgrounds, saw the failure of this space as the lack of collaborative work in the form of projects.

      Esto también ocurrió en HackBo. Al comienzo hubo una ausencia de proyectos y la mayoría tardaron en "cuajar". Algunas personas buscaban realizar proyectos productivos para asegurar la existencia del espacio, de maneras directas o colaterales (por ejemplo si una campaña de microfinanciación para otro proyecto era exitosa), pero esto implicaba entrar en lógicas de gestión de proyectos y demandas de tiempo que no todos los miembros querían asumir. Otros visitantes buscaban obtener soporte técnico y mentoría del espacio, pero no se pudieron organizar dichas sesiones de soporte de forma consistente. En varias ocasiones se habló de hacer una Casa Abierta, para que nuevas personas se familiarizaran con el espacio, pero esto tampoco ocurrió.

      Al comienzo se trataba principalmente de un espacio social, con encuentros sociales recurrentes donde el grueso de la comunidad se reunía para hablar o cenar, más que para realizar proyectos y estos involucraban sólo a subgrupos en la comunidad.

    5. Quite to the contrary, members were self-regulating and saw tools and space as providing deterministic solutions (Jordan, 2008). The materialities of the space and tools allowed them to operate a democratic-meritocratic system focused on shared work with a minimum of hierarchy or rules. This spatio-materialistic perspective echoed a hacker reliance on "rough consensus and running code" that moved projects forward (Davies, Clark, & Legare, 1992, p. 543).
    6. Somewhat paradoxically, the group took advantage of their backgrounds in software even as they were careful to denote they weren't ''those kinds" of hackers. In correcting misunderstandings they both negotiated the stigma around hacking while retaining the term as central to their operations, albeit less so than before. Wayne, a director, would use the term in public because he knew people might question it. He saw this as a chance for redefinition, to get people to "realize that we're not just guys who read 2600 and try and make free long distance calls." Nancy similarly described it as a "word we 're trying to take back" from the media. Even as outwardly the organization shifted to being a maker space the word hacker continued to be a potent way they could mark the difference of their space as compared with other types of shared workshops.

      Algo similar pasó con HackBo ante la filtración de información sobre el proceso de paz en Colombia y la atención en los medios a las conotaciones inadecuadas del término hacker. Aún así el término se ha mantenido, así como la inteción de tomarlo de vuelta de los medios.

    7. Mike, the most involved director, described a conscious move towards maker culture and away from "being like a closed little nerd group that requires a prerequisite of being able to program in C." Software production was frequently used as a point of contrast to the current space. Making captured a notion of productivity and openness that the previous iteration lacked. Mark described the current version of GeekSpace as "more of a makerspace ... there's a lot of physical fabrication happening." The original members, by comparison, were "more software [oriented]... specifically, hardcore infosec [information security]," harkening back to the group's roots in local 2600 meetings and professional occupations.

      Una discusión similar la hemos tenidos en HackBo. La práctica, sin embargo ha sido preservar el nombre y lididar con la ignorancia y la cultura popular frente a la connotación de hacker. Otros espacios, como La Galería, en Armenia, se han alineado desde el comienzo a esa tradición artesanal referida al trabajo con maderas en la región y han elegido la connotación más abierta de maker, desde le comienzo.

    8. Henry Jenkins similarly noted that "do it yourself' is a diffuse notion that can be conflated to an individualistic perspective on creative and technical work, and thus he advocates for moving towards more "collective enterprises within networked publics" (Knobel & Lankshear, 2010, p. 232). Compared with hacking, making is more involved with creating objects within a lineage of craft or art. Rather than hacking's strategic to bring about differences (an outcome), making is more

      concerned with an ongoing process and the satisfaction that comes from it. These distinctions, however tentative given the fluid nature of the cultures under study, are conceptually useful because they capture ways members discuss how space should be used for informal learning.

      Estoy en desacuerdo con la distinción hecha sobre el proceso y el producto y el vínculo con lo artesanal (si bien el autor habla de lo tentativo de esta distinción). Al menos en HackBo ,la idea software as a craft es una práctica importante, así como el proceso y la idea de que iterar sobre este es lo que deja algunos cambios estructurales, que, sin embargo, pueden ser iterados permanentemente.

    9. Depending on when you happened to drop by, you might conclude that it was a raucous party spot, infosec operations center, or hat manufacturer. The LOpht did not host a single group or set of activities. Rather, it served multiple purposes for the hacker community. The permanence of HMSs similarly serves as a magnet to attract interested members, enabling and constraining the wide variety of activities that occur therein.

      En HackBo también habitan estas diversas identidades.

    10. The public nature of these gatherings was an advantage but also a source of frustration for "elite" members who grumbled about having to deal with "newbies." The publicness of these meetings ensured interplay between pseudo-anonymous bulletin-board systems (BBSs), longstanding members and genuinely interested newcomers.

      Recuerdo que algunas de las primeras reuniones de Linux Col tenían mesas que separaban los "gurús" de los "novatos" y eran en lugares costosos, para molestia de muchos. Ese elitismo, fue dando paso a relaciones más horizontales y amigables.

    11. However, hacker and maker spaces are not synonymous with hacker culture at large. As previously discussed, since at least the mid-1990s, hackers have encompassed too wide an array of concerns and histories to safely be referred to as a unified group. Hacker and maker spaces, while a significant movement and informed by a more popular definition of "hacker," hardly define everyone who calls themselves a hacker.
    12. Doug Thomas (2002) concluded that "hacker culture, in shifting away from the traditional norms of subculture formation, forces us to rethink the basic relationships between parent culture and subculture" (p. 171). Similarly, such a splintering of meanings draws into question how conveniently a lineage by generations can be identified (Coleman, 2012; Taylor, 2005). Hacker and maker space members draw on the "shared background of cultural references, values, and ideas" (Soderberg, 2013, p. 3) of a more accessible hacker culture that is social, everyday, and lived (Williams, 1995). The culture of HMSs is made visible through interactions as members draw on hacker and maker culture at large as an explanation for what it is that goes on there

      Esto tiene que ver con la idea de popularización de la cultura hacker (me recuerda la noción de lo popular como un lugar donde se perpetúa y reta la cultura). Una cultura hacker, informada por tradiciones anteriores, pero que encarna de maneras particulares en los contextos en los que se da.

    13. Matt Ratto (2011) defines "critical making" as a combination of critical thinking and material production. His contribution for the current discussion is: if critical makers can "reintegrate technical and social work and thereby innovate both" (p. 258). Design appears a fertile inroad for thinking about empowerment and politics, as particular genres of technology are created through complex social, economic, and cultural processes, leading to literacies that can be drawn on and reconfigured (Balsamo, 2011 ). DiSalvo's (2009) notion of critical making involves users in the design process through practices such as tracing and projection, resulting in the creation of new publics. This was later developed into "adversarial design" (DiSalvo, 2012), which confronts the politics of technologies of objects with an intent to encourage participation. Rafi Santo's (2011, 2013) "hacker literacies" similarly positions hacking as enabling critical thinking within a framework of media literacies.

      Rafi Santo's (2011, 2013) "hacker literacies" similarly positions hacking as enabling critical thinking within a framework of media literacies.

    1. How might civic hackathons be improved? Balsamo does not deny contradictory influences exist in these spaces nor avoid engaging because they are “neoliberalist.” Rather, she suggests that sites of messy innovation are also potential sites of learning. Accordingly, my hope is that civic hackathons might be treated more seriously as moments for education and public engagement around the politics of technology. This can be a radical notion because culture, narratives, myths, rituals, expressions, and knowledge might still be reworked.

      Desde acá se puede pensar la presencia nuestra en Hackatones organizadas por el Gobierno y los privados, para aportar desde la diversidad y en ocasiones desde la contestación. Podríamos llevar materiales preparados (interminados y variables) para novatos, así como nuestra perspectiva particular a estos espacios, extendiendo y potenciando prácticas similares a cuando participamos en la Hackatón Salud con Silvia.

    2. As a communication scholar I have been drawn to Winner’s thesis that confronting, working on, and talking about technology can make ethics visible and allow us to make different choices. It is a constant struggle of modernity to confront the idea that technology might be a quick fix. Civic hackathons are just such a site where technology is co-designed and choices made visible. Quite contrary to the idea that participants were unaware, awful ideas didn’t go unnoticed– in many cases they werevocally disputed.

      Un argumento más en favor del carácter no neutro de la tecnología y la necesidad de contestarla.

    3. After we were done, pictures were taken of the group and distributed online to groups in other cities performing similar activities, contributing to the spectacle of the day.

      En los eventos locales se toman fotos durante el evento, al margen de los resultados. En el Data Week en cambio, las fotos con pocas en comparación (a veces nulas), particularmente en consideración a la privacidad. La lógica del espectáculo/impacto está más centrada en las visualizaciones mismas.

    4. We failed to assemble a pitch because the civic imagination could not simply float alone. It needed a technological metaphor to give practices traction. Many of the pitched projects had the opposite problem. They started with an existing technology and grafted the goals of the city to it, essentially transposing a model of informed citizenship onto it. These technologies were not so much re-drawing government as increasing its utility.

      Esto me recuerda la metodología de Leinonen, en la cual se puede empezar de cualquier lugar (lo conceptual o una tecnología) e ir, prácticamente a cualquier otro. Creo que lo que falta es una premisa política/ética sobre el mundo que se quiere compartir. Por el contrario, en el Data Week y la Gobernatón, dicha premisa es explícita, desde los bienes comunes.

    5. An audience member yelled out, “what skills does a hack require?” Abhi shook his head. “Not much,” he replied, “you could solve a problem through marketing.” When asked, only around a third of the room raised their hands to identify as software developers.

      Para el Data Week sería bueno hablar de la pregunta por si éramos los de las ideas o los de el código.

    6. Duncombe was frustrated by the liberal left’s insistence on using dry logic to make political arguments. He looked to the political right and far left as groups that fostered affective fantasies. To him, an “ethical spectacle” is participatory fantasy that is open-ended, transparent, and performative (Duncombe, 2007, p. 17). Duncombe saw ethical spectacles as directly democratic, breaking down hierarchies, fostering communities, and encouraging diversity. He held a strong form of participation, as participants in a spectacle “must also contribute to its construction” (Duncombe, 2007, p. 127). The civic

      imagination is activated and becomes visible through communication because it is intrinsically linked with spectacle, action, and performance

      Acá quizás lo que mejor podría funcionar sería el caracter celebratorio del encuentro, particularmente en Latinoamérica. Habría que contrastar la lógica de los grandes espectáculos con la idea de la celebración a pequeña escala.

    7. To Mills, the imagination was activated according to the structure of society, conceptualization of “the mechanics by which it is changing” (p. 6), and prevailing “varieties” of individuals of the period. Individuals have personal troubles that can be connected with issues of a public matter. The civic imagination has the potential to be activated around deep societal problems, which may involve institutional crises. The civic imagination is closely connected with participation. Castoriadis (1987)diverged from Marx by believing that not all futures were determined by history.Castoriadis believed that society’s future was collectively created and given traction through the imagination. That is, it was only “through the collective agency of the social imaginary that a society is created, given coherence and identity, and also subjected to auto-alterations” (Gaonkar, 2002, p. 7). To Appadurai (1996), the imagination was also intimately related to action because it was only in the service of fulfilling an as-yet unproven goal that we are driven to act.

      La imaginación conecta presente con futuro, y por tanto transita verticalmente en el tiempo. ¿Cómo hacer que lo haga horizontalmente, en el espacio, conectando geografías? El prototipo parece jugar un lugar clave en ello, así como los efectos de red para que dichos prototipos circulen.

      Hay un factor estético que comunica esas dimensiones espacio-temporales.

    8. Dunne and Raby’s (2013) notion of speculative design helps outline how future-oriented thought works at civic hackathons. They suggest that speculative design on “wicked problems” creates “spaces for discussion and debate about alternative ways of being, and to inspire and encourage people’s imaginations to flow freely” (Dunne & Raby, 2013, p. 2). They find merit in dreaming, as the future is an “aid imaginative thought” (p. 3). Materialities assist development of ideas and approaches to collectively thinking about possible futures. For them, critique has a place in design, particularly humor. Designers can “pull new technological developments into imaginary but believable everyday situations so that we can explore possible consequences before they happen” (p. 57). Speculative design is a helpful bridge to the civic imagination.

      De nuevo, acá hay una tensión sobre cómo el puente entre el presente y dichos futuros se logra. Como he señalado en otras ocasiones, la brecha entre dichos futuros y el presente es llenada por alguna forma de distopia usualmente, como pasó para con la visión Dynabook y los paradigmas actuales de computación.<br> Sin embargo hay que abonar la inmensa diversidad de que esa visión no se lograra (pues era un sistema mono-lenguaje, mono-paradigma). Podrían estas miradas diversas pero de complejidad accidental, hablar con las de los sistemas monolenguaje con complejidades fundamentales? (COLA parece una idea al respecto).

      Grafoscopio transita y propone dichos puentes entre futuros posibles y presente buscando inspiraciones diversas y combinándolas en una materialidad particular.

    9. Balsamo's notion of technocultural innovation is quite appropriate for negotiating between critical and design positions on hackathons. First, she defines technologies asmessy combinations of practices, materialities, and affordances. They were never fully captured in artifacts to begin with, and she would simply not regard civic hackathons as their sole point of emergence. Second, although designers hold a particular role in technocultural innovation, Balsamo makes it clear that everyday people can interact with, talk about, act out, and pitch ideas, thereby co-constructing technologies. Many of the examples she provides, such as interactive museum exhibitions, are very hackathon-esque spectacles that bring people into contact with technologies in the process of being designed. Third, Balsamo provides concepts and vocabulary for describing moments of collective design. Cultural models of technology might be reproduced or made anew through the technocultural imagination. Balsamo does not treat the influence of corporations or mythologies of technology (Balsamo, 1996)as necessarily spoiling innovation. Individuals all draw on specific models of technology — practices, affordances, materialities — from everyday life, which must include those created by large companies. Participants can get space of their own, as in the case of Xerox PARC’s RED group, that provide autonomy. Yet, they do not exactly get outside of technology, a point that McKenzie Wark has similarly driven home (Wark, 2004).

      Interesante ver como el "Pitch" tiene un caracter democrático en la medida en que permite que otros pongan a rodar la imaginación (lo cual se opone a la idea de "any bitch can pitch" que critica la no producción de prototipos funcionales). Hay, sin embargo una tensión con los prototipos funcionales. ¿Podrían narrativas de datos multimediales dar agencia y visibilidad a distintas voces, aunque no todas se expresen en código? Imagino, por ejemplo libretas árboreas con trozos de videos multimedia, que pueden ser consultados en o fuera de línea, desde diversos dispositivos, con un particular énfasis en los (móviles).

      La idea del portafolio, que se ha expresado para el diplomado en activismo de datos, puede ser una primera manera de explorar prototipos en ese sentido que den visibilidad a voces, discursos y estéticas diversas.

      La pregunta de fondo es como cristalizar esa relación entre cosificación y participación y entre agencia y estructura a partir de estéticas como las de la hackatón.

    10. Innovation always occurs against a larger social and cultural backdrop because "all participants [in collective design] bring gendered, racial, and class-based assumptions to the designing process" (p. 37). Diversity in collective design may helpindividuals imagine better together, as we all bring different assumptions about technology.
    11. At least since Doug Engelbart’s “mother of all demos” the introduction of new products has been accompanied by showmanship. Demonstrations are theater where possible uses for technology are presented (Smith, 2009). Hackathons have been argued to be the “front stage” for data and can be contrasted with the murky “back stage” of data production, munging, and interpretation (Gregg, 2014b). The difference with Balsamo might be that she does not put performance in scare quotes.

      Esto conecta las ideas de boostrapping vía infraestructura, de Engelbart, con la idea de demo como performance (espectáculo, obra viva) y la inversión infraestructural de Star, al traer al frente aquello que está al fondo (la producción de datos y su uso).

    12. I do not believe she was necessarily re-treading the intractable sociological debate between "structure and agency." Rather, she was suggesting a sensory-oriented theory of collaborative design rooted in feminism and media studies.

      Sin embargo esta dualidad estructura - agencia es tratable desde la perspectiva teórica asumida en la tesis.

    13. A more diverse range of participants attended, as civic hackathons were more frequented by community organizers, activists, and students than seasoned software engineers. Those who turned up were also more diverse in ways other than occupation – racially, ethnically, and by gender. These events were largely run by Hack for LA with a wide range of partners. Rarely did sponsors emphasize working code

      Para el Data Week el código funcional existe, pues estamos trabajando con narrativas de datos, en lugar de con aplicaciones. Incluso un boceto de una libreta arbórea es ya un prototipo funcional. La incorporación temprana de sistemas de control de versiones (Fossil), una vez Grafoscopio se estabilizó, ayuda a compartir tales prototipos tempranamente y hacerlos trazables y disponibles a otros.

      La modularidad para la transmisión de narrativas y código en libreta por un lado y en paquetes por otro, ayuda a que dichos prototipos se compartan, con diferentes niveles de experticia.

    14. the civic hackathon violated the very conventions of hackathons. It had “no hacking” in the traditional sense of creating or modifying working software. This curious disappearing act of code in hackathons over the last several years was controversial among programmers. Thea Aldrich of Random Hacks of Kindness wondered aloud when I interviewed her in 2013, “don’t community organizers already have ways to engage politically?” To Thea “civic hacking” was a form of civic engagement particular to the technically adept.

      En el Data Week tratamos de crear capacidad a través de la técnica, y recibimos distintas clases de experticia, si bien el encuentro está todavía muy centrado en el código y lo escritural y en una manera particular de hacerlo (live coding) a través de una plataforma particular (Pharo/Grafoscopio).

      Si bien lo escritural amplia el espectro, el código lo acota. La combinación de los dos, produce nuevas prácticas, como ha mostrado el reciente esfuerzo frente al Manual de Periodismo de Datos.

      Enfocarnos en un lugar, permite ampliar otros e incluso brinda a comunidades técnicas, nuevos aprendizajes. En algunos ediciones del evento, se ha charlado de descentrar el encuentro sobre el código y traer otros problemas a la mesa

    15. In Are Civic Hackathons Stupid? Emily Badger noted how government officials expected too much of civic hackathons, which rarely produced the expected technology that can be scaled to different sites. They required resources and labor to run, which could lead to burnout. Still, she was reluctant to entirely write them off. Some problems needed local solutions and civic hackathons could “bring officials and residents together in a context that has nothing to do with paying parking tickets or reporting potholes, and in a format that appeals to people who would never turn up for a public meeting.”

      Es interesante ver cómo funcionan como lugar de encuentro entre ciudadanos y estado. Sin embargo, en general fallan en darle voz y protagonismo al ciudadano, en la medida en que las problemáticas de dichas hackatones se encuentra predefinida de manera jerárquica por las instituciones y hay una notable ausencia de creación de capacidad en la base.

    16. civic hackathons in Los Angeles were rich spaces for observing communication about technology throughspeeches, group collaboration, and pitches.

      Otros eventos terminan, por ejemplo en exposiciones, mientras que la Data Week tienen continuidad en las Data Rodas y en futuras ediciones, pero no se exponen ampliamente al público. La relación entre lo que ocurre en esos espacios más cerrados y un público más amplio está por explorarse.

    1. By embracing the kinds of failure performed at FC, emotional support and entre-prenuerial work became one and the same. When Renz was getting ready to open her store, HackerMoms members helped her paint the space, hang lamps, and make her first chalk mural. In exchange, she gave members the walls of the store as a gallery, offering them a 100% of their sales. Later that year, Renz held a “table building workshop” at her space to replace the newly purchased CB2 hackerspace furniture that members found “poorly made.” Renz built a prototype, coordinated the low-cost purchase of supplies, and showed members how to do the rest.

      Este tipo de actividades sociales eran frecuentes al comienzo de HackBo, cuando el espacio estaba más frecuentemente habitado. Ahora vamos a cosas muy puntuales y si bien la conversación se da, los habitantes del espacio andan enfocados en sus quehaceres particulares. Las reuniones de pizza de comienzo de año o los asados con la chimenea dejaron de ocurrir.

    2. These were the kinds of projects Smith wanted members to realize—projects that have an emotional component and seemed to need social support. If it’s something members could do on their own, “don’t bother coming,” Smith declared.

      Me recuerda a los visionarios de Bret Victor en "Inventing by Principle". Recuerdo tener conversaciones con uno de los nuevos miembros de HackBo respecto a proyectos que existiían sólo en nuestra cabeza. Algunos necesitanban de otros, pero no sabíamos de antemano qué tanto.

    3. This rubric represents the legacy of two distinct gendered meanings built into the single word ‘craft’ by artisan communities (Adamson, 2010; Lippard, 2010 [1978]) and progressive era domestic DIY activity in the United States (Gelber, 1997). The first con-cerns feminized connotations positioning the quotidian as the place where power rela-tions can be voiced and contested. Feminist writing of the 1960s and 1970s exposed the historically gendered nature of craft and its ties to domesticity. According to art historian Glenn Adamson (2010), this scholarship reframed amateurism not as an acceptance of circumstance they needed to transcend but as a mechanism by which to judge the degree of gender prejudice. Feminist art historian Lucy Lippard (2010 [1978]) has argued that the category of craft even made possible the recognition of more female artists, expand-ing the realm of fine art to include quilts, textiles, and forms of material rehabilitation. Rehabilitation, Lippard claims, as a type of “inventive” patching (e.g. remaking clothes and recovering old furniture) becomes a mending of objects and public dignity.

      Interesante ver la noción de artesanía asociada al trabajo doméstico y desde la perspectiva de género y contestación.

    4. Participants in these groups celebrate technical exper-tise over skills that resonate with mainstream practices and ideals (like advocacy). Drawing out similar relations, Ellen Ullman (2012) uses her personal account of writing assembly language to argue that work closer to the machine helps (often male) programmers main-tain a higher status in computing cultures. In her examination of the largely male free/libre open-source software (FLOSS) community, Dawn Nafus (2012) extends this argument to hacking discourse in what she terms a “pushyocracy.” FLOSS members’ open scrutiny and “highly masculinized, aggressive online talking” shaped the perceived worth of individual contributions to expose “both the material aspects of computing and the social identities that people create for themselves through engaging with programming [...as] cultures made by and for men” (p. 671).

      Como he dicho en otra nota, esto también lo sentí antes de programar con solvencia dentro del espacio y en alguna medida la validación desde un saber particular en el que estaba adquiriendo experiencia progresiva y reconocimiento externo. Quehaceres específicos eran validados, mientras otros eran invisibilidados, particularmente cuando se referían a acciones políticas, logísticas y otros saberes más "blandos". Una crítica similar ha sido hecha por Perez-Bustos para el caso de la comunidad de software libre de Colombia, en la que HackBo se encuentra inmersa.

      Si bien el llamado es pensar otras categorías de tecnología y género que abrirían la participación a las mujeres, desde sus saberes particulares y las pondría en el centro del discurso desde sus quehaceres permanentes:

      This work invites critique of conventional technology and gender studies in which scholars have treated technology as “open to interpretation” but gender as a stable category (Mellström, 2009). In this, women’s substantive contributions to technology development go under-acknowledged and “the question of whether women can be considered insiders or outsiders of IT design also has to do with how ‘IT design’ is defined” (Sefyrin, 2010: p. 709).

    5. During our visits, members paid US$60 for monthly dues, and the composition of the group tended toward White members (although active members included nonwhites; Smith, a first-generation Chinese-American, for example).3 The HackerMoms space sat at the border of Oakland and Berkeley where storage units and liquor stores once stood. Bakeries and gift stores now lined nearby streets, catering to a growing number of upper-middle-class residents, subtlety reproducing class posi-tions and exclusions.

      tarifas, espacio, localización, miembros.

    1. Creolization, however, does not seek or avoid conflict but aims to transform tech-nology or come up with new practices so that the technical systems better serves user needs. Creolization draws on bricolage practices (Lévi-Strauss, 1966), identifying the components of the technology that can be re-used, modified, or recombined to create something new. Creolization finds users more deeply involved in transforming technol-ogy than baroquization.

      En el caso de Grafoscopio, el bricolage combina partes de Leo, con Jupyter, con Pharo, del lado técnico y el objeto activista, la investigación reproducible, las narrativas, la visualización ágil y el activismo de datos, la escritura estructurada. Dichas combinaciones crean algo nuevo, tanto en el caso de los artefactos tecnológicos, como de las prácticas que se entrecruzan alrededor de ellos.

    2. Upon closer examination of the appropriation phase, we distinguish three modes of tech-nology appropriation: baroquization, creolization, and cannibalism, by analogy with cul-tural appropriation. Baroquization is the filling-in of technological spaces that providers intentionally leave blank for users to personalize devices and applications; creolizationis bricolage, the recombination of the technology’s components to create something new; and cannibalism is creative destruction, an innovative act that requires breaking down the existing to invent something new.These three forms of appropriation correspond to increasingly confrontational stances users take vis-à-vis technology providers, within a context of asymmetric power. Baroquization is docile, where users follow an appropriation script laid out for them by the provider. Creolization is playful and unpredictable, where users re-mix the providers’ script with their own, in ways that may clash with providers’ interests. At the extreme, cannibalism is deliberately hostile to the providers’ interests. These various appropria-tion modes correspond to progressively deeper user involvement with technology, requir-ing increasingly sophisticated technical skills. All three modes represent creative ways for users to assert greater control over technology, mold it to fit their lives, and make it their own.
    3. First, the range of possibilities explored depends on the latitude for experimentation afforded by the technology. Second, the intensity with which innovations are explored reflects the

      range and depth of innovative practices of users. Third, the extent to which this creativity is harnessed depends on how the resulting innovation is built within next technology generations or suppressed

      También está relacionado con la facilidad para experimentar. En el caso de Grafoscopio, comparado con Scratch, por ejemplo, el incorporar tempranamente un lenguaje simbólico permite la amplia experimentación, pero implica un costo inicial alto para realizar dichos experimentos que con otros lenguajes más visuales. Acá hay un problema de bootstrapping: Crear esas metáforas visuales amplias, para públicos adultos, implica tener un grupo de personas que esté dispuesta a experimentar con los lenguajes simbólicas que permite escribir dichas interfaces más amigables.

      En general, las nuevas características son implementadas en la infraestructura, pero esto no incrementa los ciclos de adopción, aunque futuras ediciones del Data Week pueden hacer que nuevos públicos sean beneficiarios de la misma.

    4. Users do new things in new ways. Users explore new possibilities, including some beyond what motivated initial adoption. For instance, users personalize devices and applications to integrate them within their practices. Some users will re-arrange devices in ways that reflect their personalities

      [...] Some users may hack devices to trans-form them more fundamentally.

      Esta parte es más complicada, pues si bien la intensión es que los usuarios hagan sus propias cosas, el lenguaje simbólico y formas de pensar requeridas para ello tardan en desarrollarse y requieren un compromiso constante. Si bien los Data Weeks y Data Rodas, mantienen a la comunidad conectada y vital, lo que ocurre en ellas no es suficiente para que muchos usuarios empiecen a hacer sus propias adaptaciones fundamentales.

      Los escritos originales pensaban en un ecosistema de plugins para facilitar dichas adaptaciones, pero dicho sistema no puede ser desarrollado hasta tanto no se cuente con una masa crítica de hacedores de los mismos, lo cual quiere decir, resolver las tensiones (particularmente económicas) que permiten a los usuarios dedicarse a este tipo de creaciones de manera cotidiana.

    5. Our three-stage cycle of technology evolution begins when users adopt a technology and employ it to support their social or business activities. In a second stage, users appropri-ate technology: they experiment, try possibilities, and shape technology to fit their needs. In the third stage, providers take back control and repossess technology to re-configure it, reacting to the changes introduced through user appropriation. A new technology results, entering a new cycle as users adopt, appropriate anew, and prompt further repos-session, and so on (Bar, 1990).

      En el caso de Grafoscopio, esta transición es más suave: lo que hay es un tránsito de la escritura en prosa (adopción), a la escritura en código (apropiación) que en algunos casos es incorporada al código fuente original, con la colaboración del autor (reposesión). El software ha sido licenciado como bien común desde el comienzo, y lo que transita entre un lugar y otro, son los saberes y capacidades del usuario de la herramienta para convertirse en hacedor de la misma.

    6. First, we view technology evolution as a three-stage cyclical process of adoption, appropriation, and repossession. Users drive adoption. Users and providers alternatively drive appropriation and repossession, as users lead appropriation, while providers react when reclaiming the resulting innova-tions. Second, we identify three appropriation modes—baroquize, creolize, and canni-balize—that represent increasing degrees of power contestation by users. And third, we identify three repossession modes—co-opt, combine, and block—that represent increas-ingly antagonistic reactions by providers and mirror users’ appropriation strategies.

      El documento como árbol es una convención fija inicial, para lograr cierto movimiento en el desarrollo de la plataforma y las dinámicas alrededor de la misma, pero dicha convención puede ser móvil después (como se indicaba en el primer texto sobre Grafoscopio). Textos rizomáticos o laberínticos como los presentados en la literatura latinoamericana (Cortazar, Borges) podrían ser construidos con Grafoscopio una vez la convención inicial se mueva. Esto implicaría pasar por las sucesivas fases e incluso "canibalizar" Grafoscopio al final, con la ventaja de que las tensiones entre proveedores y usuarios no son tan fuertes, pues son los usuarios los que se están proveyendo de tecnología a sí mismos y cambiándola por el camino. Los lugares de tensión ocurren cuando se manifiesta el caracter político de sus usos, por ejemplo haciendo web scrapping que viola los contenidos de los términos de uso de un sitio web (citar caso de Twitter).

    7. Born in the Plantation, the Hacienda, the Latifundio, and the Mine, creolization is now “scattered in those sheet plates and concrete mazes where our common becoming is adventuring itself, in favellas and mega-cities” (Glissant, 1995: 87). Alive and well, cre-olization can be found where Latin Americans live, in the spaces where they are exposed to new technologies. Born of avoidance (like Internet Protocol (IP) packets that find a route around obstacles) and mixing (like mashups and re-mix), creolization fits the realm of ICTs.
    8. The baroque succeeded because it expressed something all Latin American people (Indians, Africans, mestizos, and even sons and daughters of Spaniards born on the con-tinent) had in common: the rejection of the domineering and distant center. Carpentier (1995) explains that to understand “Why is Latin America the chosen territory of the baroque?” we must look at the people and processes that allowed them to finally own the continent: “Because all symbiosis, all mestisaje engenders the baroque. The American baroque develops [...] with the self-awareness of the American man [...] the awareness of being Other, of being new, of being symbiotic, of being a criollo” (p

      Eso se parece a la idea de decir, con las tecnologías del colono, la voz de los colonizados y es similar a lo dicho por Freire y lo que practicamos desde el Data Week, donde rechazamos el discurso centralizado, imperialista y capitalista del "emprendimiento", a pesar de que usamos tecnologías digitales producidas en EEUU para hablar de las voces locales.

    9. Gil, who later became Brazil’s Minister of Culture, described tropicalismo as “No longer a mere submission to the forces of economic imperialism, but a cannibalistic response of swallowing what they gave us, processing it, and making it something new and different” (Dibbell, 1989: 78). Within this historical perspective, Gil’s ministry support for Open Source and Free Software takes on its full meaning.
    10. Throughout history, Latin American populations have had extensive experience with the appropriation of objects, people, and ideas from abroad, most often in unfavorably asymmetric situations. This tradition continues to pro-duce a culture of its own, born from multiple resistance and appropriation strategies.
    11. Surman and Reilly (2003) focus on appropriation of networked technologies in a strategically, politically, and creatively innovative manner oriented toward social change. In this context of advocacy, effective technology appropriation includes strategic Internet use for collaboration, publishing, mobilization, and observation. Here, the delineation between the use and appropriation occurs when technology is adapted to reflect goals and culture. Camacho (2001) describes appropriation by civil society organizations at the pinnacle of a technology use ladder. In the middle of the ladder, organizations focus on adoption of conventional technology. Toward the bottom, organizations and individuals with constrained access or slow adoption rates lag behind and seek access to technology. At the pinnacle, however, pioneers and activists appropriate technology to promote causes, for instance, creating flash mobs through mass text messaging to instantaneously organize large groups of people for social protest

      Desde el comienzo, el Data Week ha estado preocupado por la perspectiva de transformación social en la apropiación tecnológica al estar vinculada con la creación de capacidad en la base, modificación de la infraestructura y la amplificación de voces ciudadanas frente a iniciativas privadas o públicas.

    12. Appropriation considers both learn-ing-by-using and learning-by-doing as central to the development of new processes (Rosenberg, 1982). Learning-by-doing in particular assumes that knowledge emerges through bricolage—tinkering with and recombining technology elements, thus enhancing one’s understanding (Lévi-Strauss, 1966). For Tuomi (2002), learning through appropria-tion is a user-centered process whereby users meld culture with material resources to innovate.

      Los principios de diseño en Smalltalk hacen que aprender haciendo sea uno de los elementos centrales de la estética de encuentro que favorece esta materialidad.

      El continuo donde no hay diferencia entre el entorno de desarrollo y el de usuario, o entre usuario y hacedor, favorece el aprender haciendo. Ejercicios como los del Manual de Periodismo de Datos, son un llamado más directo a la acción y, por tanto, a aprender haciendo, particularmente acá, hemos visto mediante el ejemplo cómo cambiar la herramienta para adecuarla a las necesidades que el ejercicio mismo del manual ha sucitado, pero que se pueden abstraer para otros problemas.

    13. Users may modify a device, download, or program new applications, invent unintended uses, or develop new practices that leverage its possibilities. This experimentation constitutes a re-negotiation of the power relationships embedded in the technology. This creative re-negotiation is the core of appropriation, the process through which users take something external and make it their own.

      En el caso de Grafoscopio, la modificación en el artefacto y las prácticas alrededor del mismo trajeron nuevas temáticas a esta tecnología, como el activismo de datos.

      La comunidad de Pharo es particularmente neutra a los usos de estas tecnologías y se enfocan sólo en el aspecto púramente técnico de la misma. Los artefactos que son creados en dicha comunidad, sirven a sus integrantes, como es de esperarse, que son principalmente desarrolladores de software. Temas como la visualización de datos es usada en ver sistemas de software. Lo que hace Grafoscopio es que repolitiza dichos usos y los descoloca y recoloca en contextos más políticos: visualizar presupuestos públicos, información públicada de medicamentos, silencios de políticos y en ese sentido es un acto permanente de reapropiación.

    14. Second, we posit that users adopt technology because it makes a difference to their lives. In the case of mobile telephony, the technology opens up new socio-economic opportunities by increasing connectedness to others. Usage, in turn, reveals the politics embedded within a technology’s configuration, disclosing who controls what

      En este sentido, la pregunta sería, qué diferencia hace Grafoscopio en la vida cotidiana de sus usuarios? Esta ausencia de uso cotidiano ha frenado su adopción, si bien en la comunidad de práctica que se reune alrededor del mismo, los usos esporádicos y focalizados en el activismo y visualización de datos son suficientemente fuertes para mantenernos congregados. Dichos usos cotidianos, de los que hemos hablado con algunos miembros de la comunidad, surgirán en la medida en que la plataforma madure, como lo ha venido haciendo de evento en evento. Una ritmo apropiado de crecimiento es clave para que el proyecto no crezca demasiado como para no poder cambiar ágilmente o sea tan pequeño que se estanque. Aunque sus usos como forma de expresión personal siguen vigentes para mi y los veo proyectados a futuro.

    15. For a technology to evolve in accordance with users’ needs, aiding social and economic development, the focus must move beyond mere adoption. When users appropriate technology and make it their own, new uses and innovations emerge. The appropriation process is a contest for control over a technological system’s configuration, as users, designers, and manufacturers battle over who can use that technology, at what cost, under what conditions, for what purpose, and with what consequences. This confrontation, we argue, constitutes a powerful innovation mechanism.

      La adopción y la apropiación están muy cercanas en los metasistemas como Pharo/Smalltalk, pues que un usuario use una herramienta suele estar muy cercano a la idea de que esté en condiciones de modificarla.

      Para el caso de Grafoscopio, la comunidad de práctica avanza, con miembros relativamente constantes entre edición y edición del Data Week y las Data Rodas y progresivamente miramos cómo modificar la herramienta. Aún así, no hay usos cotidianos de la misma (adopción) y la modificación (apropiación) aún es muy lenta. Sin embargo, el potencial de la herramienta para adaptarse a la comunidad y sus problemas, ha sido mayor que el de otras que se probaron.

    1. Inconsistencies in ideological perspective are not uncommon in activities which attempt to balance individualism and communalism. These very frictions might belie possibilities for a greater imagination or shared experience. However, we argue that it is only in the disputes and frictions between pluralities of publics that democratization emerges. Dissensus across making and hacking communities allows people to experiment, eventu-ally finding communities and processes in which they feel comfortable and can identify. These very migrations, connected by fluid narratives and practices, drive the capacity of communities to develop and innovate.

      Esta idea de fluidez y confrontación también la vivimos en HackBo, con miradas encontradas sobre la gestión del espacio y la falta de apoyo colectiva a determinadas iniciativas colectivas, lo cual permitió replantear nuevas dinámicas y establecer nuevos grupos.

    1. Civic hackers might be most appropriately described as utopian realists (Giddens, 1990: 154), a term Giddens employed to capture how assuaging negative consequences in a risk society required retaining Marx’s concern of connecting social change to insti-tutional possibilities while leaving behind his formulation of history as determining and reliance on the proletariat as change agents. He positioned utopian realists as sensitive to social change, capable of creating positive models of society, and connecting with life politics.
    2. civic hackers seek to ease societal suffering by bringing the hidden workings of abstract systems to light and improve their functioning. Part of the academic discomfort with recognizing civic hacking might stem from their activities cutting across political categories that have traditionally been passionately defended: unitary and adversary, citizen and consumer, horizontalist and institutionalized, and prefigurative and strategic.

      La noción de realistas utópicos se vincula con la idea del "no todavía" como utopía expresada en la tesis.

    3. The most popular apps to date have been highly instrumental ways to request services to fix city infrastructure, such as SeeClickFix, a platform that lets residents take pictures of issues that need repair, that are delivered to the appropriate city department as an actionable item. We might think of this as a base-level civic act similar to picking litter off the ground or paint-ing over graffiti. Other activities are thicker modes of participation by generating data or metadata. The primary effort of the 2014 CodeAcross effort was to map exist-ing sources of open data. The leader of the event, D.W. Ferrell, described “our role as citizens is to complement” efforts by the government and organizations such as CfA. Contributing to data repositories served purposes for multiple stakeholders:

      Esta perspectiva instrumental (en el sentido latino, no inglés) se ve en el solucionismo de crear una app para salvar el mundo. Nuestra aproximación es más crear competencias críticas, mediadas por la programación y los datos para conversar con el gobierno.

    4. dis-putes over community as a particular category threatens to distract from a general focus on solidarity by activating “social bases of discursive publics that engage peo-ple across lines of basic difference in collective identities” (p. 374). A mutable, popu-larized hacker identity may have this potential, capable of processing and interpreting abstract systems of regulation.

      processing and interpreting abstact systems of regulation.

      La idea de usar la tecnología digital para aumentar nuestra capacidad de agencia en sistemas tecno-políticos complejos. Esto está en confluencia con los argumentos de Bret Victor, pero asume una perspectiva más política.

      Acá la idea es que los hackers cívicos pueden ser puentes entre distintas comunidades. De alguna manera, esto está pasando con los Data Week y cómo articulan distintos públicos.

    5. Data activism and advocacy ranges from civic engagement (Putnam, 2001) to more oppositional activism (Jordan, 2001). In this sense, it is a spe-cific association of technologically mediated participation with particular political goals (Lievrouw, 2011) resulting in a wide range of tactics. Although open government data is still evolving and is constrained by predictions for economic growth and self-regulation, I argue it enables civic hackers to participate in civic data politics. This is particularly important because data-driven environment is often distanced from pro-viding individuals a sense of agency to change their conditions (Couldry and Powell, 2014). Data activism and advocacy can take place through organizing on related top-ics, online through mediated data repositories such as Github, and in-person events such as hackathons.

      [...]Contributing, modeling, and contesting stem from residents leveraging possibilities of open data and software production to attempt to alter process of governance.

      En este amplio espectro, sería chévere ver maneras de gobernanza y cómo pasan a la esfera de lo público y se articulan con los bienes comunes y las entidades encargadas de preservarlos y extenderlos.

      Esta transición aún está desarticulada y no la hemos visto. Las formas de gobernanza de HackBo, aún se encuentran distantes de las formas institucionales públicas, privadas y del tercer sector (ONG), si bien piezas de este rompecabezas se exploran en paralelo, su escalamiento a nivel ciudad aún está por verse.

    1. Counter to a high-minded association of “liberal projects,” projects in hackerspaces resisted a final form. The action in hackerspace is more bricolage(Lévi Strauss, 1962, p. 18)than engineering. Projects in Geekspace arose spontaneously. Their inertia drew people to the space, bringing their tools and ideas that would then supplement the ideas of others. This churn is captured by how projects were seen as a success of the new space even though very few projects were actually finished.

      Grafoscopio, el Data Week y las Data Rodas efectivamente atrajeron gente nueva al espacio, a pesar de su caracter inacabado y en continuo movimiento. También ha favorecido el diálogo de saberes y los aportes diversos, si bien hay un fuerte énfasis en el código y la escritura como manera de reificar dichos saberes.

    2. These more formalized gatherings were an attempt to get people working and collaborating in a space that had mainly turned into a spot for hanging out, drinking and foosball. The shift to the new space was seen as an opportunity to encourage members to use the space in a more productive way. The space needed members as much as members needed the tools. Members echoed a liberalist concern with increasing freedom of individuals to act, while retaining hobbyist cultures’ engagement with materialities. Often hackerspace members also described the need for a hackerspace as part of a shift in their city’s economy

      Discusiones similares sobre proyectos compartidos se tuvieron en HackBo al comienzo, con ideas como lanzar un globo a la estratósfera, hacer crowdfunding de hardware y otras, que tenían que ver con "reuniones de segumiento". Algunos de ellos convocaron a miembros por poco tiempo y atrayeron nuevos miembros de manera permanente. Sin embargo, los tres proyectos que más se mantienen son: dos empresas/fundaciones y el de las Data Week y Data Rodas alrededor de Grafoscopio.

      Los cambios de escala ciudad han sido conversados de manera informal, pero nunca han cristalizado y salvo acciones de activismo específica como la Gobernatón, no logran impactos de escala ciudad.

  8. Dec 2016
    1. A key part of the liberal contribution policies we’ve been building is an inversion of the typical code review process. Rather than the default mode for a change to be rejected until enough people sign off, we make the default for every change to land. This puts the onus on reviewers to note exactly what adjustments need to be made in order for it to land.

      En el caso de Grafoscopio, se tiene una política similar en la que cada contribución es bienvenida, pero se coloca en lugares distintos dependiendo del nivel de experticia: etherpads, repositorios de documentación (del Data Week o de Grafoscopio), repositorios de código para proyectos específicos (como los Data Selfies, donde sobre todo hay archivos html y css imágenes png o javascript) y los repositorios de código de SmalltalkHub (para el paquete DataViz o para Grafoscopio).

      Con una experiencia de aprendizaje más larga, como la del diplomado, se podrían conectar estas diferentes formas de experticia (un pad que se vuelva un documento interactivo, como hicimos en el Data Week 7, por ejemplo). Dichas transiciones estuvieron mediadas por la maduración de la infraestructura para hacerlas posibles y por los conocimientos con los que contaba el público asistente y sus intereres.

    2. This is what a healthy project should look like. As the demands on the project from increased users rise, so do the contributors, and as contributors increase more are converted into committers. As the committer base grows, more of them rise to the level of expertise where they should be involved in higher level decision making.If these groups don’t grow in proportion to each other they can’t carry the load imposed on them by outward growth. A project’s ability to convert people from each of these groups is the only way it can stay healthy if its user base is growing.

      El tránsito de usuarios a hacedores requiere espacios de formación más prolongados. Incluso en las varias iteraciones de los data weeks y a pesar de los saltos que permitía la infraestructura dicho tránsito no se dió pues el evento de la semana se terminaba. Por ello se hacen necesarios espacios como el diplomado que he estado planteando a partir de la experiencia de los últimos Data Weeks.

      La idea de tener más círculos concéntricos y pasar de los unos a los otros es clave en el desarrollo de dichas comunidades saludables, que no se ven sobrecargadas por el aumento en los usuarios.

      Grafoscopio no sufre del problema de muchos usuarios activos (incluso yo, como su autor y contribuyente más activo, lo uso de maneras esporádicas), pero con el aumento en la frecuencia y sobre todo la duración de los talleres (pasando de data weeks de 36 horas a diplomados de 90 a 120 horas) la maduración de la infraestructura podría traer un incremento grande de usuarios.

  9. Feb 2016
    1. Now developers had all the tools they needed. In the 1980s, they had to use a scattered combination of IRC, mailing lists, forums, and version control systems.By 2010, they had Git for version control, GitHub to collaborate, and Stack Overflow to ask and answer questions.

      Este párrafo muestra una transición de lo distribuido de la Internet a de los 80's lo centralizado de la Internet actual (2010~2015) y como esta tendencia no sólo ocurrió en el mundo de la web en general, sino del desarrollo de software (de hecho mediante la incorporación de experiencias e interfaces web centralizadas, sobre infraestructuras no web distribuidas).